¿Qué pasará con los campamentos de verano?

El colectivo Campamentos de Verano, integrado por más de 500 entidades, ha elaborado un Protocolo Higiénico Sanitario, y apelan a un diálogo con las autoridades para que puedan llevarse a cabo en la temporada estival de 2020





Cada año participan en estas actividades de ocio cerca de cuatro millones de niños y niñas, pero se encuentran en el aire como consecuencia de la pandemia del coronavirus. El Colectivo de Campamentos ha creado un borrador de actuaciones pertinentes acorde a las características específicas de las actividades de los campamentos de verano urbanos y con pernocta, al mismo tiempo que se tienen muy en cuenta las medidas higiénico-sanitarias.


En este artículo te presentamos las medidas que se han propuesto al Ministerio de Sanidad, el riesgo que supone para miles de empresas de ocio y tiempo libre si no se establece un protocolo específico para este tipo de empresas cuanto antes y la aportación que tiene un campamento de verano a la sociedad.



El Protocolo Sanitario para que los campamentos puedan realizarse este verano


El pasado 5 de mayo, se lanzó un manifiesto que reagrupa más de 500 entidades, en el que Best Teacher se encuentra presente, en el que expresaban su disposición para trabajar con las autoridades en la desescalada, y cuya área de Sanidad y Prevención de dicha agrupación ha realizado conjuntamente un protocolo que pretende servir de "punto de partida" para apelar a la interlocución con las instituciones y redactar junto a ellas un plan de actuación


El protocolo de actuación del Colectivo de Campamentos tiene como objetivo "garantizar la seguridad, proteger la salud y minimizar el riesgo de contagios entre los participantes en actividades de ocio educativo en el ámbito nacional" con medidas específicas de higiene y control sanitario tanto de los participantes, como del personal y proveedores de las instalaciones. "Los campamentos se realizan en lugares abiertos y controlados donde no accede ninguna persona ajena a la organización, lo que favorece nuestra labor de control y prevención en todo momento", ha afirmado una de las portavoces de esta iniciativa, Covadonga Berjón.


Según ha precisado, el suyo es un sector "muy regulado, con un altísimo nivel de profesionalidad" y están "preparados para poner en marcha todas la medidas que resulten necesarias", para que los más pequeños que "en estos meses tan duros de confinamiento, han dado una verdadera lección de disciplina" puedan disfrutar de los campamentos.


A la espera de un documento final, el Colectivo Nacional de Campamentos de Verano ve difícil el cumplimiento de algunas de las normas de seguridad sugeridas. "Intentar imponer una distancia social en un campamento de verano es imposible. Se trata de fomentar el trabajo en equipo, el compañerismo, con dos metros de distancia esto es imposible", señala Berjón. "Y usar mascarilla es complicado porque hay mucha actividad física y hay niños que no pueden respirar bien con ellas", subraya.


Por ello, han elaborado su propio protocolo de medidas de seguridad , un documento de 21 páginas, que podrían aplicarse de manera fácil y minimizar los riesgos. Algunas de las actuaciones propuestas son las siguientes:


  • Las familias deberán aceptar una declaración responsable, donde garanticen que durante los 14 días previos a la entrada al campamento, el menor no ha sufrido ni tos, ni fiebre, ni cansancio o falta de aire, ni ha estado en contacto con nadie con dicha sintomatología.

  • Se realizará una formación a toda la plantilla de trabajo implicada en el campamento para que lleven a cabo, de forma eficaz, todos los protocolos vigentes en ese momento.

  • El campamento se iniciará con una charla informativa, por parte de los coordinadores y monitores, a los menores sobre cómo cumplir las medidas de seguridad vigentes: las normas de higiene, distanciamiento social y rutinas a seguir como la obligatoriedad de lavarse las manos con frecuencia o toser y estornudar en el hueco del codo.

  • Incorporación de cartelería informativa visual sobre las medidas de higiene y protocolos de actuación en los diferentes espacios del campamento.

  • Limitación de actividades en espacios exteriores al campamento.

  • Se reforzarán y ampliarán las frecuencias de limpieza de los espacios comunes, así como las habitaciones ( en aquellos campamentos que se lleven acabo la nocturnidad en el campamento) , con especial incidencia en baños y duchas; y se aumentará la frecuencia de ventilación diaria.

  • Los materiales utilizados en las actividades serán desinfectados antes y después de su uso, evitando materiales acuosos.

  • No se realizarán actividades que impliquen compartir comida, coger objetos con la boca o similar.

  • Controles médicos rutinarios. Ante cualquier síntoma sospechoso de coronavirus, donde se obligará al participante en cuestión deberá interrumpir la actividad.

  • La ropa utilizada por los monitores será exclusiva para el trabajo, desinfectada diariamente.

  • Se ha establecido también un protocolo para proveedores que traigan materiales o comida al campamento, acorde a unas medidas higiénico-sanitarias impuestas por el Ministerio de Sanidad, que siguen protocolos vigentes de transporte y manipulación.


Se trata de un borrador al que tendrá que dar el visto bueno el Ministerio de Sanidad.


A día de hoy, la interpretación para la realización de estas actividades simplemente están reguladas haciendo un mix entre las normas para " seminarios" y " actividades deportivas" donde en el plan de desescalada contempla:


  • En la fase 1 estarán permitidas las actividades al aire libre de hasta 50 participantes, con niños de la misma localidad, un monitor para cada seis niños y durante cuatro horas como máximo, sin comida ni cena. Los niños podrán llevar su merienda.

  • En la fase 2 podrán participar hasta 80 niños, con menores de la misma provincia. Las actividades podrán transcurrir al aire libre y también en espacios cerrados con ventilación constante, durante un máximo de seis horas y con un monitor por cada 10 niños.

  • En la fase 3 los campamentos podrán acoger hasta 100 menores, 15 por monitor. En estas dos fases se permite la pernocta pero con el 50% de ocupación y un menor por litera.


La integridad del colectivo espera que este borrador sea aprobado con el consistorio antes que sea demasiado tarde, ya que no hay que olvidar que para gran parte de estar empresas de ocio y tiempo libre, la época estival es la única temporada de entrada de ingresos, y que si la damos por perdida, su futuro está en juego.


Cuál está siendo el impacto ante la falta de aprobación por parte de las autoridades para las empresas organizadoras de campamentos de verano





El sector de las empresas que se dedican al ocio y tiempo libre están totalmente paralizadas por esta situación. La crisis sanitaria ha dejado en el aire su realización. "Se están haciendo reservas pero mucho menos de lo normal. Los padres quieren asegurarse la plaza pero como no sabemos si las actividades se van a poder realizar o no, lo que estamos haciendo es reservar sin matrícula, o sea sin ningún pago", dice Covadonga Berjón, portavoz del Colectivo Nacional de Campamentos de Verano.


En España, según datos de este colectivo, hay 37.800 empresas que se dedican a la organización de campamentos de verano. El sector da empleo directo a unas 200.000 personas y factura 8.600 millones de euros al año. "Si no podemos hacer campamentos este año, las pérdidas serían tremendas", dice la portavoz.


Los campamentos de verano se llevan a cabo por un amplio colectivo de organizaciones, asociaciones y empresas que realizan diferentes tipos actividades:

  • Campamentos con pernocta en entornos rurales

  • Campamentos con pernocta en costas

  • Campamentos con pernocta en entornos urbanos

  • Campamentos Urbanos de día

  • Actividades formativas, deportivas y complementarias de ocio educativo y tiempo libre


El Colectivo de Campamentos reclama un calendario de adaptación para que todo el sector y que las familias puedan conocer con la mayor anticipación posible la situación que se van a encontrar este verano. 


La situación actual incide en un nuestro periodo de máxima actividad convirtiéndonos en un sector vulnerable y con un coste de oportunidad irrecuperable al tratarse de actividades con un altísimo grado de temporalidad, ya que se produce entre los meses de Marzo y Septiembre sobre todo en periodos como Semana Santa, Puente/s de Mayo, Junio (mes donde han trasladado la mayoría de los colegios sus actividades) y por último, los campamentos en verano en Julio, Agosto y principios de Septiembre. Por tanto, la primera parte de la temporada ya ha sido perdida y generando unos costes de inversión y devolución que nos lleva a una situación límite en muchos casos.


La importancia de los campamentos de verano en los menores y las familias


Los impulsores de esta iniciativa han señalado la importancia de los campamentos de verano para poder conciliar la parte profesional y personal de todas las familias con niños.


"España es un país con muchísima cultura de campamentos de verano. Y este año todavía más, porque con el teletrabajo y el cierre de los colegios, las familias necesitan este tipo de apoyo", añade la portavoz. "Y los niños que han estado tanto tiempo aislados también necesitan estar con otros niños.Tenemos mucha experiencia, llevamos muchos años cuidando de niños, de su alimentación, de su salud. Lo podemos hacer bien”.


Los campamentos de verano no es solo la parte más lúdica de estos, algo que, sin duda, es de vital importancia para el desarrollo y la formación integral de los niños y jóvenes. Un campamento es juego e interacción, dos de lo derechos fundamentales de los niños y totalmente imprescindibles en la vida de estos, que les ayudará a desarrollar las habilidades necesarias para desenvolverse en la sociedad y para una buena salud mental de los más jóvenes.


La ejecución de la actividad de campamentos de verano no solo se realiza a través de las organizaciones que lo llevan a cabo, ya que innumerables Asociaciones e Instituciones Públicas que prestan servicios esenciales en la sociedad, requieren de estos servicios para poder ofrecer a la ciudadanía que lo así lo requiere.



Es así como en Best Teacher, estamos dando lo mejor de nosotros para poder realizar próximamente nuestros campamentos urbanos de robótica, campamentos deportivos y campamentos lingüisticos que cada año llevamos a cabo, tanto aquellos que organizamos nosotros íntegramente, como los de numerosos ayuntamientos que confían en nosotros después de muchos años para que los niños de dichos municipios disfruten de aprendizaje, diversión y realización de actividades que no realizan de manera habitual como son las excursiones a piragua, rutas a caballo, escalada y un sin fín de actividades más.


Estamos a la espera de que esta situación se reconduzca para poder ofrecer nuestros campamentos urbanos este verano con la máximas reglas de seguridad y protección. Hemos invertido ya mucho en equipos de protección y de higiene para hacer esto posible. Tan solo nos falta la aprobación por parte del Ministerio para abrir las inscripciones de nuevo, ya que sentimos profunda pena tras tener que cancelar nuestros campamentos urbanos de semana santa.


Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad y, si te ha gustado, no dudes en compartirlo en redes sociales y seguir enterándote de toda la actualidad del mundo educativo siguiéndonos en Facebook, Instagram o Twitter o suscribiéndote a nuestra newsletter.

Para cualquier duda, puedes poner tu comentario en este artículo y toda la comunidad Best Teacher intentaremos darte respuesta. Estamos encantados de ayudarte.

¡Nos leemos en el siguiente post!


0 vistas
LOGO.png

Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Best Teacher | Todos los derechos reservados | Política de Protección de datos |

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon