Por qué dar de alta a una canguro y riesgos de no hacerlo


El cuidado de los más pequeños de la familia es de vital importancia, sin embargo, debido a los horarios de trabajo en muchas ocasiones tenemos que recurrir a los servicios de una canguro.

Aunque solo sea necesario tener a una persona que se encargue del cuidado y supervisión de nuestros hijos de forma puntual, se tiende erróneamente a no realizar contratos de trabajo.

Pero ¿por qué es recomendable dar de alta a la persona que elijamos como canguro de nuestros hijos? En este post te explicaremos las principales ventajas de hacerlo, así como los riesgos que entraña actuar de manera contraria.

1. Evitar multas superiores a los 6.000 euros

Habitualmente lo que se considera como economía sumergida o trabajo en negro, es aquella relación de trabajo que no ha sido con anterioridad declarada a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Muchas personas pueden dejarse tentar por la idea de contratar a su canguro de esta forma, que es considerada ilegal, porque permite el ahorro de costos asociados a las cotizaciones y es una manera de dar trabajo a gente sin papeles.

Sin embargo, si recibes una denuncia y se comprueba que estás incumpliendo el derecho de todo trabajador a ser contratado de forma legal, puedes recibir una sanción con una multa entre 600 y 6.300 euros.

Además, la Tesorería General de la Seguridad Social podría dar de alta a tu canguro desde la fecha en la que se estime que se inició la relación laboral, obligándote por tanto a abonar las cotizaciones que hubieran debido pagarse desde entonces, con los recargos previstos por la normativa.

2. Cubrir accidentes laborales

Cuando la persona encargada de desempeñar las labores de canguro sufre algún accidente o está enferma, si no está dada de alta no tendrá derecho a percibir una prestación por incapacidad a partir del 4º día.

Las bajas por enfermedad cuando se está al cuidado de niños son muy frecuentes y por ello siempre es recomendable que nuestra canguro pueda percibir asistencia médica cuando sea necesario.

3. Mejorar el ambiente laboral

Cualquier trabajador siempre quiere poder cotizar para la jubilación y, por ello, es imprescindible que esté inscrito en la Seguridad Social. Realizando un contrato laboral adecuado además podrás entablar una buena relación con tu canguro ya que demostrarás que realmente te importa su bienestar.

4. Conseguir deducciones y ayudas del Estado

Al dar de alta a una trabajadora en la Tesorería General de la Seguridad Social estarás creando empleo y, dadas las circunstancias de la economía española, es probable que recibas algún beneficio a la hora de la declaración de la renta.

5. ¿Cómo dar de alta en la Seguridad Social a tu canguro?

Cuando ya has firmado el contrato de trabajo, es el momento de dar de alta a tu canguro en la Seguridad Social aunque sólo trabaje un par de horas a la semana. Para ello, es necesario que te presentes en una oficina de la Tesorería General de la Seguridad Social y seguir las siguientes indicaciones:

1 .Inscripción como empresario

Cuando has contratado a un trabajador como canguro de tus hijos, tu estado legal pasa a ser el de un empleador de “servicio doméstico”, y por tanto, es necesario que te inscribas como tal si nunca antes has contratado este tipo de servicio con anterioridad.

Este número es siempre el mismo y no varía en función de quien sea la persona contratada, por lo que es un trámite que sólo se tiene que realizar una vez en la vida del empleador.

La inscripción se realiza en la Tesorería general de la Seguridad Social y se tiene que rellenar un formulario mediante el cual nos asignarán un Código de Cuenta de Cotización o C.C.C.

El modelo oficial de inscripción, el modelo TA6-0138 Hogar, hay que escribir en la casilla de “empresario solicitante” tu nombre y entregar tu DNI de empleador. A los pocos minutos se te asignará el código que será solicitado en el impreso de alta del empleado.

En el supuesto de que ya estuviéramos cotizando por una empleada del hogar con el antiguo Régimen Especial de Empleadas del Hogar de la Seguridad Social, el anterior Código de Cuenta de Cotización (C.C.C.) no nos valdría ya.

En este caso para solicitar la inscripción y el Código de Cuenta de Cotización (C.C.C.) que sirva a partir de 2012 tendremos que usar el modelo TA-Hogar.

2. Dar de alta a tu niñera

El alta de la empleada de hogar en el Régimen general de la Seguridad Social es obligatorio y sirve para que este organismo tenga constancia del comienzo de la actividad laboral de tu trabajador o trabajadora doméstica.

El alta / baja puede ser realizada tanto por el empleador como por el trabajador doméstico o canguro con una autorización firmada por el empleador y el DNI.

La documentación necesaria para este tipo de trámite es el llamado formulario TA/S0138 que recoge los datos esenciales del contrato de trabajo: identificación de las partes, horas de trabajo, obligaciones, salario especificado por hora.

Cuando el contrato que vas a realizar dura menos de 1 año tienes que indicar la cantidad mensual que recibiría tu trabajador doméstico prorrateando todos los conceptos como vacaciones y paga extra.

Es imprescindible que marques la casilla correspondiente al alta y la fecha de la misma, es decir, la fecha de inicio del contrato de trabajo, que debe estar firmado por las dos partes y entregado junto con:

1. El contrato de trabajo firmado.

2. Original y copia del DNI del empleador.

3. Copia del DNI de la empleada del hogar.

4. Original y copia de la Tarjeta de la Seguridad Social del Empleador y de la empleada de hogar.

5. Nº de Cuenta bancaria para las domiciliaciones de los recibos.

6. Modelo TA-6 si el empleador no está inscrito como tal en la Seguridad Social (alta como empleador)

Cuando tu canguro solo trabaja un par de horas al mes, siempre que sean menos de 60 horas mensuales, podrías llegar al acuerdo de que ella o él se encargara de su propia afiliación, las altas, las bajas y las variaciones de datos.

6. ¿Cuáles son las ventajas fiscales de contratar a una canguro?

En la mayor parte de los casos, los costes que se derivan de la contratación de una canguro o niñera encargada del cuidado de nuestros hijos cuentan con ciertas bonificaciones y deducciones por parte del propio Estado español o comunidad autónoma en la que residamos.

Las principales ayudas que podemos recibir son:

1. Bonificaciones: consiste en la reducción del 20% sobre la aportación mensual del empresario, en este caso tu persona, a la Seguridad Social. Dependiendo de lo pactado con tu canguro, te corresponderá abonar un determinado porcentaje de la base de cotización. En el paso 2016 el tipo de cotización por contingencias comunes era del 21, 35%.

En el caso de tener familias numerosas, la deducción puede ser de hasta 45% siempre que los dos padres trabajen por cuenta ajena o fuera del hogar.

2. Deducciones autonómicas: cada vez son mayores las deducciones en IRPF que aprueban las comunidades autónomas. Un ejemplo de ello son Galicia y Andalucía que mantienen deducciones autonómicas en el tramo del IRPF para los particulares que tienen contratadas empleadas de hogar.

En el caso de Andalucía será deducible en la declaración de la renta hasta el 15% de las cantidades cotizadas con un máximo de 250 euros, siempre y cuando el empleado preste sus servicios en el domicilio habitual.

En el caso de Galicia, la deducción solo puede ser del 10%.

Todas estas ventajas fiscales tienen el objetivo de ir acabando con la economía sumergida y regular así la situación de los trabajadores del hogar.

7. ¿Cómo escoger la mejor canguro para nuestros hijos?

El papel que desempeña una canguro en cualquier familia es mucho más importante de lo que nos podemos imaginar. Además de cuidar a los niños, las canguros también ofrecen apoyo a los padres ya que pueden encargarse de tareas del hogar.

Las principales tareas que puede realizar una canguro son:

- Ayudar con las tareas del hogar (plancha, ordenar la ropa y la habitación del bebé etc).

- Velar por la seguridad del niño en todas las circunstancias.

-Respetar el ritmo de vida del niño.

-Acompañar a los niños al colegio y a las actividades extraescolares.

-Preparar las comidas y ayudar al niño a la hora de comer.

Por otro lado, es muy útil que cuando selecciones una canguro compruebes si posee las siguientes cualidades:

1.Responsabilidad: tener al cargo niños de muy corta edad requiere de mucha madurez y sentido de responsabilidad. Los niños suelen ser inquietos por naturaleza por lo que pueden hacerse daño al menor descuido. También hay que prestar mucha atención a los movimientos de los niños y nunca dejarles solos para evitar que nadie pueda causarlos daños.

2.Educación: las niñeras o canguros pasan mucho tiempo con los niños por los que deben de enseñarles principios básicos de educación para saber comportarse en público.

3.Amabilidad: cualquier persona recibe mejor las órdenes cuando se les trata con amabilidad que con dureza y despotismo. Si se quiere que los niños sean obedientes se deben evitar los castigos y apostar por la persuasión mediante palabras y gestos de cariño.

4.Organización: el cuidado de niños pequeños y de las labores de la casa es posible solo para gente ordenada y que sabe priorizar sus acciones.

5.Paciencia: los pequeños siempre necesitan grandes dosis de paciencia para poder entender las reglas y normas de conducta.

6.Discreción: tanto si la canguro trabaja como interna de la casa o externa, es muy importante que nunca airee los trapos sucios de la familia que la ha contratado. Es habitual que en las familias haya discusiones y conflictos a veces por motivos absurdos, por los que la canguro tiene que guardar silencio y nunca involucrarse en dichas discusiones a no ser que fuera absolutamente necesario.

A la hora de seleccionar canguros es muy aconsejable que te dejes asesorar por especialistas en el sector, como el centro educativo Best Teacher, para que no te equivoques en tu elección.

Muchas familias cada vez optan con más frecuencia por la contratación de niñeras que son bilingües para que puedan enseñarles algún idioma a sus hijos, como el inglés o el francés. De esta forma, además de cuidar a los más pequeños de la casa también recibirán clases de idiomas que les serán de gran utilidad para el futuro.

Además, cuanto más pequeños somos mucha más facilidad tenemos para aprender idiomas ya que nuestros cerebros actúan como esponjas absorbiendo los conocimientos que les son enseñados. Si queremos que nuestros hijos aprendan un buen acento en inglés o francés es muy interesante contratar canguros nativas.

Esperamos que te haya resultado de gran utilidad este post y que si tienes pensado contratar a una canguro sigas cada una de nuestras recomendaciones.


152 vistas
LOGO.png

Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Best Teacher | Todos los derechos reservados | Política de Protección de datos |

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon