Cómo enseñar matemáticas de forma excelente


La asignatura de matemáticas es, con muchas posibilidades, la menos querida por un gran número de alumnos. No es nada extraño escuchar quejas de los alumnos más jóvenes hacia esta asignatura tan poco querida. No obstante, la aversión a las matemáticas suele ser aceptada sin muchos problemas. Esta asignatura se relaciona con algo muy complicado e innecesario en la vida común. Uno de los principales problemas es el fallo existente en los sistemas educativos, en el cómo se enseña esta materia para que no se vuelva tediosa ni compleja.

Entender el porqué de las matemáticas

Como hemos dicho antes, las matemáticas pueden ser muy aburridas y muchos estudiantes -sobre todo en educación secundaria- se plantean la utilización de la asignatura. ¿Por qué un adolescente en cuarto de la ESO va a aprender cómo hacer ecuaciones si no tiene ningún interés de realizar una carrera científica y las va a utilizar en su día? En realidad… ¿saben los jóvenes para que sirve realmente una ecuación?

Desde Best Teacher estamos seguros que uno de los aspectos imprescindibles en la educación, ya sea de Matemáticas como de cualquier otra asignatura, es enseñar a los estudiantes los motivos por los que están estudiando dicho contenido y temario. Si el profesor no es capaz de hacer ver a sus alumnos la utilidad de lo que están aprendiendo nos encontramos ante un despropósito total.

Clases con contenidos interesantes

En el blog de Profeo animan a intentar acercar el temario de matemáticas a los alumnos a través de conseguir contenidos actuales que puedan atraerles y resultarles interesantes. Por ejemplo, utilizar encuentros deportivos para introducir el estudio de los ángulos. Es necesario que las clases muestren contenidos interesantes para atraer al alumnado que pueda sentirse más alejado de esta temática.

Las matemáticas pueden ser muy complicadas en cualquier nivel educativo y es muy buena idea adaptar fórmulas y problemas a temas de actualidad que permitan sentirse identificado a la hora de hacer la resolución de problemas.

Aplicar los ejercicios matemáticos al mundo real y del día a día cambiarán la perspectiva del alumno y le ayudará a asimilar todo de una manera diferente. Las matemáticas pueden resultar muy abstractas para determinados alumnos y esta opción favorece acercarse a la temática y sobre todo, enfrentarse a los problemas y ejercicios que tanto traen de cabeza a los estudiantes.

Libros para amar las matemáticas

Otro de los recursos que se pueden utilizar para promover el interés del alumno hacia las matemáticas es el empleo de la literatura infantil y juvenil. Uno de los más clásicos y más recomendado por profesores y amantes de la lectura es el conocido ‘El diablo de los números’.

Esta novela, recomendada para niños a partir de los 12 años, cuenta la historia de Robert, un estudiante que odia las matemáticas porque realmente no las entiende. Una noche, el protagonista sueña con un diablo cuya intención es iniciarle en esta ciencia. Así, a través de los capítulos va descubriendo el apasionante mundo de las matemáticas. El libro está escrito por Hans Magnus Enzensberger.

Pasos para enseñar matemáticas

A la hora de aprender matemáticas es importante que los alumnos reciban una ayuda detallada del profesor a la hora de realizar los problemas y esbozar los ejercicios. Cuando tengan que enfrentarse al estudio de esta asignatura también es importante que se lleven a cabo una serie de pasos para no perderse en este mundo.

1. La práctica es esencial

Las matemáticas destacan por ser una asignatura más práctica que teórica en el sentido de que no tienen un contenido para estudiar de memoria. De hecho, para aprender la teoría es necesario lanzarse a hacer una serie de ejercicios matemáticos para practicar. El alumno puede tener un gran apoyo del profesor, sobre todo en las clases de matemáticas a domicilio. Cada ejercicio cuenta con sus propias particularidades y es importante haber realizado el máximo número de ejercicios posibles antes de enfrentarse a un examen o evaluación de asignatura. Este punto es el más importante de todos y se trata de la base del resto de técnicas que cualquier profesor vaya a dar.

Obviamente, como hemos destacado anteriormente, la práctica debe estar acompañada por una buena explicación de las teorías matemáticas. No obstante, si el alumno no practica y practica lo que le han explicado nunca dará con el sentido a las formulas y problema retrasando su estudio en esta asignatura.

2. Rev