¿Qué pueden hacer tus hijos durante las vacaciones escolares?


¿Demasiado tiempo frente a la televisión? ¿Nadie con quién dejar a tus hijos durante las vacaciones escolares? ¡Que no cunda el pánico! Hay alternativas con las que los hijos estarán ocupados y los padres tranquilos. Todas ellas para sacar el máximo provecho a ese tiempo sin colegio.

¿Cómo se determinan las vacaciones escolares?

Los días lectivos vienen establecidos por ley, aunque en última instancia son las comunidades autónomas, al ser los órganos responsables de Educación, las que determinan el número exacto de ellos y los períodos vacacionales existentes.

Además de las variaciones por cada comunidad, encontramos también diferencias según el nivel que se cursa, de modo que Infantil, Primaria, Educación Secundaria y Bachillerato tendrán diferentes períodos lectivos y, por tanto, distinto calendario de vacaciones escolares.

El calendario tradicional de vacaciones escolares en España establece tres períodos de vacaciones divididos en tres trimestres. De modo aproximado se puede decir que por cada seis semanas lectivas hay una de vacaciones escolares.

En Europa la distribución de las vacaciones escolares difiere un poco, se establecen descansos cada dos meses. Cantabria, este curso ha adoptado este tipo de calendario escolar, se trata de distribuir los mismos días lectivos en cinco bimestres contando con una semana de vacaciones escolares entre cada uno. Las semanas de vacaciones estivales se ven reducidas ligeramente con esta opción.

Este nuevo reparto del curso escolar es defendido por los profesores por ser más homogéneo y racional pero no todos los padres opinan igual, ya que ven como sus opciones de conciliación laboral se ven alteradas.

La problemática de las vacaciones escolares

Últimamente, el debate de la conciliación laboral se escucha muy a menudo, pero aún queda mucho por conseguir para que las empresas adapten sus horarios en función del aprovechamiento del tiempo familiar. En el tipo de sociedad en la que vivimos, en muchos casos, la conciliación laboral supone un problema cuando los dos progenitores están trabajando.

En el día a día, la opción más usada es echar mano de familiares para que se hagan cargo de los niños, hermanos mayores que cuidan de los pequeños, abuelos pasando la tarde en el parque, pero ¿es esta la solución?

El caso que comentamos en el apartado anterior sobre las vacaciones escolares en Cantabria ha levantado ampollas en cuanto a este tema y se ha exigido que los centros educativos se mantengan abiertos con programas lúdicos y servicios de comedor, pero no son gratuitos.

Además de la conciliación laboral, el tema de las vacaciones escolares europeas también genera problemática debido a las diferencias existentes entre países. En países como Finlandia las horas de luz y las temperaturas se pueden afrontar mejor con este tipo de calendario, pero es un modelo que en España no se podría copiar tal cual ya que las temperaturas que tenemos a finales de agosto son bastante altas como para meter a los niños en aulas.

Como vemos, las vacaciones escolares, sean europeas o no, generan ciertos problemas a la hora de establecer la organización de la vida familiar. Pero hay alternativas para que los parones en el calendario escolar no supongan un inconveniente y de las cuales se puede sacar provecho.

¿Cómo escoger actividades para las vacaciones escolares?

Las vacaciones escolares sirven a los niños para desconectar del colegio. Estos períodos refuerzan su capacidad de atención y concentración, reducen el cansancio y aumentan la motivación. Este cambio de aires, es un factor clave para renovar la energía y romper con la rutina para comenzar con fuerza el siguiente período lectivo del calendario escolar. Está comprobado que la actitud con la que se afronta la “vuelta al cole” es mucho más positiva.

Las actividades que los niños realizan en las vacaciones escolares deben ir en sintonía con lo anteriormente expuesto y, en la medida de lo posible, con los intereses laborales de los padres. Es cuestión de buscar una actividad de distracción y recreación que beneficie el desarrollo de los niños haciéndoles centrarse en otras cuestiones distintas a las que habitualmente se desarrollan durante el calendario escolar.

Encontrar actividades apropiadas para realizar durante las vacaciones escolares hace que se potencien las habilidades de los niños y se estimula la creatividad, como un complemento al desarrollo del niño. Con relación a esto, hay que tener en cuenta la importancia de elegir actividades para los niños que sean acordes a la personalidad, gustos y preferencias del estudiante, para conseguir así sacar el máximo provecho didáctico de la actividad que se realiza. De este modo conseguimos que el niño avance en su formación y desarrollo a la vez que se relaja y se divierte.

En función del perfil del pequeño, se deben escoger actividades durante las vacaciones escolares que potencien tus habilidades o que palien sus puntos más débiles. Una vez identificadas las necesidades, se debe escoger la disciplina que ayude a la formación del niño, recuerda la importancia de que sea acorde con los gustos de él, para evitar perder el tiempo.

Las artes escénicas: ayudan a superar la timidez y a expresar las emociones. Valoran la importancia de trabajar en equipo, desarrolla la imaginación y estimula la reflexión. Estas actividades les proporcionan tablas para desenvolverse con mayor facilidad y naturalidad con la gente, por lo que ayudan positivamente si el estudiante tiene miedo o vergüenza.

Las artes musicales: tienen efectos beneficiosos sobre la expresión corporal. Potencian el desarrollo del oído, estimulan la atención y, si se realiza la actividad con más gente, favorece la capacidad de interacción.

Actividades deportivas: son muy beneficiosas para aprender a manejar y controlar la fuerza. Mejoran la capacidad de coordinación y disciplina. Tienen efectos positivos sobre la postura corporal. Son ideales para niños llenos de energía y activos.