Consejos para preparar los exámenes de selectividad


Los exámenes de selectividad son una de las pruebas más temidas por los jóvenes estudiantes. Las pruebas de acceso a la Universidad -hasta ahora conocidas como PAU- han ido cambiando en los últimos años, pero la angustia y el agobio que provocan en los pre-universitarios se mantienen. Sin embargo, si se piensa fríamente, estos exámenes no son más que una forma de demostrar todo lo aprendido durante los dos últimos cursos de Bachillerato. Si las asignaturas han sido impartidas de una forma correcta y el alumno ha sabido aprovechar el tiempo, se trata simplemente de un examen de repaso.

En este artículo os contamos las mejores técnicas de estudio y los recursos existentes para ayudarte a preparar y superar los exámenes de selectividad.

¿En qué consiste la Selectividad?

La situación de la Educación en España trae de cabeza a profesores, alumnos y padres actualmente. En los últimos años se han celebrado centenas de manifestaciones y actos reivindicativos en busca de un pacto social y político educativo. Con la última ley aprobada por el Gobierno -la LOMCE- se modificó por enésima vez las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), anteriormente conocida como Selectividad. Así, este año 2017, los alumnos de bachillerato de casi todas las comunidades autónomas se enfrentan la EvAU (Evaluación para el Acceso de la Universidad). Como seguramente ya sabrás, la Educación es competencia de cada Comunidad Autónoma. Mientras que en Cataluña y la Comunidad Valencia, los estudiantes realizarán los exámenes de selectividad como años anteriores, en el resto de España probarán la nueva evaluación de Bachillerato.

En este sentido, los exámenes de selectividad de este año están divididos en dos fases:

La fase obligatoria de Selectividad consiste en cuatro ejercicios, uno por cada materia troncal. A su vez, las comunidades autónomas con lengua cooficial tendrán un quinto examen de su dicha lengua. La diferencia con la anterior prueba de Selectividad consiste en que el alumnado no puede elegir Filosofía, Literatura universal, Economía ni Historia del mundo contemporáneo.

La fase voluntaria consiste en examinarse de un máximo de cuatro materias troncales para subir la nota media final. En la fase voluntaria de los exámenes de selectividad, los estudiantes pueden elegir cualquier asignatura de modalidad independientemente de la modalidad de bachillerato cursado.

Como hasta ahora, la nota de admisión a un grado universitario se calculará sumando la nota media obtenida a partir de la fase general de Selectividad y la media de Bachillerato hasta un máximo de 14 puntos. A su vez, los ejercicios de los exámenes de selectividad se diferencian según la Comunidad Autónoma.

Consejos para aprobar selectividad

Plantéate tus objetivos

¿Por qué quieres estudiar selectividad? ¿A qué carrera universitaria vas a acceder? ¿Cuál es tu nota de Bachillerato? Analiza la situación, establece las metas concretas que deseas lograr y los motivos por lo que quieres hacerlo. De cara a los exámenes de selectividad, puedes escribirlas en un folio y colocarlo en un sitio visible en tu mesa de trabajo.

Planifica bien tu tiempo

¿Cuánto tiempo tienes antes de los exámenes de selectividad? Hazte un pequeño calendario con lo que necesitas estudiar de cada materia para llegar a tiempo a la prueba. Ten en cuenta que se trata de un repaso a lo que has visto durante el curso, por lo que no hay ningún contenido con el que empieces desde cero. No obstante, recomendamos dejar los días justo antes de los exámenes de selectividad para repasar toda la asignatura.

Para hacer correctamente tu planificación de estudio debes tener en cuenta una serie de aspectos:

  • No olvides descansar. Los expertos recomiendan hacer descansos de 10 minutos cada hora y media de estudio. Esto aumenta el rendimiento de cada sesión. Lo mejor es salir a tomar el aire a la calle, aprovechar para ir al baño o rellenar la botella de agua.

  • Sé equilibrado con los tiempos. No puedes pasar 12 horas al día estudiando porque no te cundirá el tiempo. Es necesario que establezcas horarios lógicos y que los intercales con actividades de ocio. Por ejemplo, tomate tu tiempo para comer y haz un parón de una hora como mínimo entre la mañana y la tarde. A su vez, plantéate realizar alguna actividad física una vez que termines de estudiar o sal a la calle con tus amigos. Es una forma de desconectar que te ayudará a estar más concentrado.

  • No fuerces. No ajustes el tiempo a la hora de establecer tu horario. Es recomendable que dejes un par de días libres antes de los exámenes de selectividad porque pueden surgir imprevistos que te impidan estudiar. Si finalmente puedes cumplir sin problemas con la planificación original podrás dedicar esos días a hacer más repasos.

  • No dudes en modificar la planificación. Si finalmente te surgiera cualquier imprevisto que impide que un día cumplas con lo planificado es conveniente volver a organizar los horarios y las asignaturas.

Evita las distracciones

Internet es un gran aliado de cara a los exámenes de selectividad gracias al sinfín de aplicaciones y recursos web que podemos encontrar. Sin embargo, puede ser nuestro peor enemigo debido a todas las distracciones que crea. Y el teléfono móvil es mucho peor. No utilices Whatsapp, Facebook o Instagram mientras estés dentro del horario de estudio.

Aprovecha los descansos para comunicarte con el mundo y dar una vuelta por la red si es tu forma de despejarte. Lo más recomendable es que apagues el teléfono móvil y si prefieres estar comunicado puedes silenciar las aplicaciones o los grupos de las conversaciones.

Técnicas de estudio clave para aprobar los exámenes de selectividad

El proceso de estudio lógico para cualquier examen es el siguiente: prelectura; lectura; subrayado; esquemas, resúmenes; y repasos. Lo más lógico es que cuando te estés preparando los exámenes de selectividad ya hayas realizado todos los pasos anteriores porque ya te has examinado previamente de cada materia. No obstante, nos gustaría recalcar las técnicas de estudio que te ayudarán a controlar toda la asignatura.

Esquemas. Los exámenes de selectividad examinan al alumno de toda una asignatura por lo que es muy recomendable saber con exactitud cuál es toda la materia del curso que puede preguntarse. Hacer esquemas es una forma de tener en pocas palabras todo lo que es necesario que estudies y repases. Así, desde Best Teacher te recomendamos que realices tú mismo una serie de esquemas a modo de índice de cada tema de la asignatura. Esto te servirá como apoyo a la hora de repasar el contenido.

Resúmenes. Si te has preparado las asignaturas para realizar los exámenes de Bachillerato es muy probable que ya tengas los resúmenes de todo el contenido bien redactados. También es probable que algunos de esos resúmenes estés hechos por alguno de tus compañeros, por tu profesor o cogidos de Internet. Coincidiendo con expertos, realizar los propios resúmenes de cara a los exámenes de selectividad te ayudará a tener una base de todos los contenidos de los que te examinarás.

Crear grupos de estudio

Muchas veces, realizar una tarea acompañado ayuda a sobrellevar el tiempo. Esto depende mucho de la forma de ser de cada estudiante, pero estudiar en grupo o hacer grupos para repasar la materia del examen puede ayudarte a concentrarte. Algunas personas aprenden mucho mejor escuchando la teoría de la boca de otra persona. Repasar, comentar los temas o realizar ejercicios prácticos en grupo es una buena idea.

Recitar en voz alta

Otros alumnos suelen aprenderse los contenidos recitándolos en voz alta. La técnica de repetir y repetir hasta la saciedad es muy útil para determinados estudiantes.

Haz ejercicios exactos a los del examen: exámenes de Selectividad resueltos

Seguramente ya lo hayas hecho en el aula. Es muy interesante realizar los ejercicios y actividades que se realizaron en años anteriores para practicar el modelo de examen de Selectividad. ¿Dónde encontrar ejemplos de exámenes de Selectividad? Las diferentes pruebas y modelos de examen de acceso a la Universidad suelen estar disponibles en los sitios web universitarios oficiales. La web de Exámenes de PAU ofrece todos los exámenes que se realizaron en cada una de las comunidades autónomas en años anteriores. De hecho, puedes encontrar pruebas de hasta 1997.

Las pruebas más interesantes son aquellas que vienen acompañadas por las soluciones ya que te ayudarán a comprobar si tus respuestas son las correctas. No obstante, esto sirve de cara a las asignaturas más prácticas o con ejercicios cerrados.

Otros recursos para ayudarte a estudiar

En Internet podrás encontrar un sinfín de recursos web.

Tiching: es un portal de recursos educativos compartidos por los propios docentes. Puedes encontrar alrededor de 13.000 documentos (ejercicios, apuntes, exámenes…) relacionados con los exámenes de selectividad.

Cuadernalia: portal educativo que cuenta con una sección específica para estudiantes de bachillerato. Los documentos se encuentran divididos por las diferentes materias y asignaturas de los exámenes de selectividad.

YouTube: en esta amplia red social puedes encontrar todo tipo de vídeos. La amplitud del portal te obligará a buscar bien, pero encontrarás vídeos sobre ejercicios concretos resueltos.

¿Qué hacer los días antes de Selectividad?

Si eres una persona nerviosa, insegura o que se preocupa mucho por los estudios es probable que veas Selectividad como una prueba enorme. Es cierto que Selectividad es un examen muy importante que tendrás que superar correctamente y, según la carrera universitaria, con una nota alta.

Así, los expertos recomiendan cuidar correctamente la alimentación y la calidad del sueño para tener un rendimiento intelectual adecuado. Cuando se aproxime la fecha de los exámenes de selectividad es importante centrarse en el cuidado personal y no “matarse” a estudiar sin parar. Si eres una persona muy nerviosa e inquieta, es muy buena idea realizar ejercicios de relajación o actividades deportivas relajantes, como Yoga o Pilates. También puedes tomar de vez en cuando una tila o alguna infusión relajante.

¿Estás preparado para Selectividad?

Justo el día de los exámenes de Selectividad deberías evitar los comentarios de última hora. Lo que no sabes ya, no lo vas a aprender en el último momento. Es muy importante que vayas con una mentalidad positiva al examen. Puede parecer una tontería, pero en realidad afecta mucho a la hora de realizar la prueba. Si has estudiado, los exámenes saldrán bien.

Recuerda que si necesitas ayuda para preparar tus exámenes de selectividad, te podemos echar una mano en Best Teacher. Contamos con especialistas en todas las asignaturas de Bachillerato y en la preparación de los exámenes de selectividad. No dudes en contactar con nosotros sin ningún tipo de compromiso.


670 vistas
LOGO.png

Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Best Teacher | Todos los derechos reservados | Política de Protección de datos |

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon