Campamentos de verano en inglés: ¿qué beneficios tienen?


Hoy en día todos necesitamos comunicarnos en otra lengua, además del español. En cualquier situación nos hace falta hablar otros idiomas: una entrevista de trabajo, un viaje al extranjero o, simplemente, conocer gente nueva.

Los niños lo tienen muy fácil porque están en edad de aprendizaje y absorben rápidamente cualquier conocimiento. Por eso están en el mejor momento para hablar un idioma perfectamente, casi como si se tratara de su lengua nativa. Comenzar con el inglés es una gran opción porque actualmente es el idioma oficial en multitud de países y el estándar para comunicarnos con personas de casi cualquier nacionalidad.

Si te preocupa que tu hijo no tenga un nivel suficiente de inglés o crees que no tiene demasiado interés por aprender esta lengua, te traemos una gran solución: los campamentos de verano en inglés.

Beneficios de los campamentos de verano en inglés

Los campamentos son una opción estupenda para que nuestros hijos se desarrollen y crezcan como personas porque:

  • Se relacionan con otros niños y hacen nuevos amigos.

  • Conviven con otros niños de diferentes edades, resolviendo por ellos mismos los conflictos que puedan surgir.

  • Hacen actividades en grupo y desarrollan habilidades de trabajo en equipo.

  • Como salen de su zona de confort, la experiencia les aporta mucha autonomía.

  • Desarrollan capacidades que antes no tenían. Por ejemplo, juegan a deportes nuevos o aprenden a hacer manualidades con materiales reciclados.

  • Conocen nuevos entornos y paisajes cuando salen de excursión.

  • Disfrutan de vivir sin los padres durante una temporada.

A todos estos beneficios, podemos sumar los que conlleva que el campamento se desarrolle en una lengua extranjera como el inglés:

  • Aprenden el idioma de forma divertida, a través de juegos y canciones, por lo que dejan de asociar esta lengua con el colegio y, por tanto, comienzan a verla de forma positiva.

  • Pasan casi todo el día hablando en inglés, por lo que interiorizan la lengua y aprenden a entenderla y hablarla de forma fluida y casi sin esfuerzo.

  • Adquieren un buen nivel de inglés. Esto les ayudará a sacar mejores notas en esta asignatura durante toda su vida. También les será muy útil para perder el miedo al idioma y a ser capaces de comunicarse a la perfección en inglés.

  • En los campamentos de verano para niños suele haber diferentes monitores y cada uno tiene su pronunciación. De esta forma desarrollan el oído y entienden diferentes acentos.

Descubre más sobre los beneficios de enviar a tu hijo de campamento en verano.

Tipos de campamentos de verano en inglés

Habitualmente escuchamos que para aprender inglés hay que viajar a un país donde ésa sea la lengua nativa. Sin embargo, los campamentos de verano en el extranjero no son la única opción para dominar este idioma. Desde la escuela de verano para niños de Best Teacher ofrecemos campamentos de inglés en verano y en diferentes épocas del año.

Los campamentos de verano en inglés están al alcance de todos porque ya no hace falta gastar una fortuna para dominar esta lengua. Existen diferentes opciones de campamentos de inglés para niños y podemos elegir la que mejor se adapte a las necesidades de nuestros hijos y de nuestro bolsillo.

Campamentos urbanos en Madrid: aprende inglés cerca de casa

Lo que distingue a los campamentos urbanos es que los pequeños regresan a casa para dormir. De esta forma, pueden disfrutar del día con sus nuevos amigos mientras aprenden inglés y después se reencuentran con su familia. Estos programas se pueden contratar con la duración que los padres necesiten (un mes, unas semanas…) y suelen ser de lunes a viernes, aunque también hay opción de solicitar el servicio de campamento urbano durante los fines de semana.

La principal ventaja de los campamentos urbanos es que son más baratos que aquellos en los que nuestros hijos pasan unos días fuera de casa. Además, son muy útiles para los padres que trabajan durante la época estival puesto que pueden dejar a los niños a primera hora de la mañana y recogerlos por la tarde. Por tanto, los pequeños comen en el campamento y eso nos quita a los padres de muchas preocupaciones.

Aunque el campamento se desarrolle en unas instalaciones concretas, es habitual que los monitores lleven a los niños a hacer diferentes excursiones cada día. La piscina, un museo, la montaña o una ciudad histórica cercana, cualquiera de estos lugares será perfecto para que los niños se diviertan. En realidad, los campamentos de verano que se llevan a cabo en nuestra ciudad ofrecen muchas posibilidades para que los pequeños aprendan. Así, todas estas actividades se hacen en inglés: la visita guiada por la ciudad, los juegos de campamento en la piscina, la ruta por la montaña...

También hay diferentes talleres para campamentos de verano urbanos. Aunque las salidas son habituales, algunos días los niños permanecen en las instalaciones donde les dejan los padres para hacer otras actividades.

Allí pueden ver películas en inglés o hacer talleres de manualidades, que el monitor explicará en inglés. Aprender un idioma con actividades, sin tener que estudiar, favorece a la fijación de conceptos y, en este caso, el vocabulario que se adquiere es impresionante. Las canciones de campamento en inglés también son recurrentes, así que no debe extrañarnos que, cuando lleguen a casa, los niños continúen cantando y bailando alguna de las que vemos en este vídeo.