Miembros de:

Colaboraciones:

LOGO.png

Servicios a medida

Sobre Nosotros

Estamos en contacto


Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Please reload

Please reload

10 valores que aprenden los niños en los talleres infantiles


¿Te estás planteando apuntar a tu hijo a talleres infantiles? Lo primero que debes de tener en cuenta es que estos son completamente distintos a las clases de apoyo escolar Los talleres para niños pequeños son la herramienta perfecta para educar a nuestros hijos en valores de una forma dinámica y divertida.

De hecho, cada vez escuchamos de forma más habitual la importancia de educar en valores, pero muy pocas veces sabemos que significa realmente esto.

Si estáis buscando talleres originales para niños, el siguiente post os encontrareis los 10 valores que pueden aprender vuestros hijos en uno de estos cursos y veréis los aspectos positivos que pueden suponer para ellos.

¿Qué son los valores?

Los valores son las reglas de conducta y actitudes según los cuales nos comportamos y que están de acuerdo con aquello que consideramos correcto. Están relacionados con la propia persona, su conducta, sus sentimientos y la configuración y modelación de sus ideas.

Son trascendentes, constituyen apreciaciones mentales y tienen una valoración por el resto de personas con las que convivimos. A continuación veremos una serie de valores que puedes inculcar a tus hijos a través de talleres infantiles y de originales formas que seguro no conoces

1.Habilidades sociales

Estos cursos son el lugar perfecto para que los niños mejoren sus habilidades sociales. Algunos niños tienen más facilidad para hablar con otros, pero en el colegio no es siempre tan fácil. Se han creado lazos previos entre ellos y en muchas ocasiones esos lazos impiden nuevas amistades.

Cuando los niños se apuntan a talleres infantiles, están empezando de cero. Los nervios del primer día del colegio aparecen de nuevo, y esto es algo positivo, porque es una forma de enseñarles a los niños que cada día las cosas pueden ser completamente nuevas.

Los talleres infantiles se convierten en un excelente estímulo para los mecanismos de adaptación (Adaptarse a nuevas actividades, nuevos espacios y nuevos compañeros) al tiempo que aumentan su círculo de relaciones interpersonales con las que disfrutar del día a día.

2.Responsabilidad

Una de los primeros valores que se desarrolla en todos los talleres infantiles es la responsabilidad. Desde hacer una obra de teatro hasta colaborar con ellos en un taller de reciclaje. La responsabilidad se trata de enseñar a tus hijos que todas nuestras acciones son monedas de dos caras

Todas nuestras acciones tienen una serie de consecuencias, tanto positivas como negativas.

Asumir responsabilidades hace que los niños se sientan útiles. Se dan cuenta de que son capaces de hacer cosas que no conocían hasta la fecha y aumenta su autoestima frente a futuros retos

3.Tolerancia

La tolerancia es uno de los valores en los cuales debemos de educar a nuestros hijos. Más allá de los que los niños aprendan a respetar a las diferentes personas que les rodean, es importante que los niños aumenten la tolerancia consigo mismos.

Cuando los niños crecen y se convierten en adolescentes es muy frecuente que surjan los complejos y las inseguridades, las cuales tienen su origen en la falta de tolerancia que tenemos con nosotros mismos. Solemos educarnos en la importancia de mejorar cada día, y nos olvidamos de la importancia de educar en la tolerancia hacia nuestra propia persona.

Cada vez existen más talleres de inteligencia emocional para niños. Aprender a gestionar sus emociones a través de la tolerancia les ayudará a fomentar una acercamiento con su entorno y destacar por su saber estar, pues no sentirán lo extraño como una amenaza, sino como algo más del diverso mundo que les rodea.

4. Empatía

La RAE define la empatía como la participación afectiva de una persona en una realidad ajena a ella, generalmente en los sentimientos de otra persona. Como norma general, es un valor que olvidamos en la educación de nuestros hijos.

Los niños, especialmente cuando son muy pequeños, suelen mantener relaciones afectivas con personas muy similares a ellos, que van a su mismo colegio y con los cuales no tienen muchas diferencias. Su realidad se limita a lo que conocen, y esta es muy pequeña en comparación a lo grande y diverso que es el mismo.

Una forma perfecta para aumentar la empatía son los talleres infantiles de teatro. Aunque no sean apasionados de la interpretación, los niños aprenden a ponerse en el papel de otras personas a través de diversas técnicas dramáticas.

La clave para poder diferenciar entre las clases particulares de teatro y los talleres infantiles de teatro es enseñar a los niños a entender las emociones de los personajes y entender por qué los personajes actúan así

5.Habilidades creativas

La mayoría de las actividades extraescolares están pensadas para reforzar lo aprendido en el colegio o cuestiones deportivas. No obstante, muchos talleres infantiles originales se enfocan en potenciar la creatividad de los niños. El cerebro creativo es increíble.

Si lugar a dudas, el momento de nuestra vida en el que más utilizamos nuestra creatividad es la infancia. Los niños están conectados con casi cualquier cosa y sin saber incluso cómo funcionan las cosas, los niños ya tienen una explicación para ella.

El cerebro creativo es juguetón, ambicioso y sobre todo libre. Solemos olvidar que la creatividad es una habilidad con la cual todos venimos de serie, y que si la fomentamos en los más pequeños les abriremos una puerta llena de posibilidades cuando sean mayores.

Los cerebros creativos funcionan de diferente manera. Un estudio publicado en la academia nacional de ciencias desveló que las personas creativas presentan unas estructuras neuronales mucho más conectadas que el resto.

El cerebro del niño está en constante cambio, y a través de los talleres creativos para niños se puede incrementar y mejorar de manera proactiva el desarrollo del cerebro. Desde talleres para niños de manualidades hasta aprender un instrumento o incluso talleres de cocina infantil. Todo aquello que permita desarrollar la creatividad de tu hijo será bienvenido en su futuro.

6.Asertividad

La asertividad es una de las herramientas de las que cada vez se habla en el ámbito de la psicología y el coaching, pero poca gente sabe lo que significa.

La asertividad es la habilidad para actuar o expresar las ideas y sentimientos propios de manera adecuada, es decir, de forma serena, sin manifestar ansiedad o agresividad ante una o más personas. La asertividad les ayuda a enfrentarse a las situaciones que le son incomodas y no presentar actitudes pasivas ante nuevos retos.

No obstante, el aspecto fundamental de la asertividad en los niños es la inversión que supone en su futuro. En los momentos de decisión es cuando se va formando su destino, por lo que es fundamental que los niños aprendan a manifestar de forma correcta sus ideas para poder elegir el camino que quieren labrar en su vida cuando sean mayores.

Cada vez existen más talleres infantiles que les enseñan a gestionar sus emociones. Las cinco emociones básicas son la alegría, la tristeza, el asco, el miedo y la ira, y en función de cómo se vayan combinando unas con otras dan lugar a diferentes reacciones en nuestro cuerpo.

Todas ellas, incluso la tristeza o el asco, forman parte de nuestros hijos y de nosotros mismos de manera innata, y resulta interesante buscar talleres infantiles que les enseñen a expresar todas y cada una de ellas de manera asertiva.

Una de las películas infantiles que mejor explica la relación entre las distintas emociones y como estas se mueven por nuestro cerebro condicionando nuestra vida es Inside Out. Para aprender a expresar emociones, cada vez hay más talleres fáciles para niños que se basan en esta película.

La mayoría de los problemas en la adolescencia se deben a que al no saber cómo gestionar determinadas emociones, se ven sobrepasados por muchas situaciones que les llevan a realizar conductas límites. ¿Por qué no buscar talleres infantiles que les ayuden a superar todos estos momentos con éxito?

7.Optimismo

Ser optimista es la clave para aumentar las posibilidades de que se cumpla aquello que se pronostica. La gente tiende a pensar que las personas optimistas son personas que siempre están felices, y no siempre es así. Como ya has visto en el punto 6, existen una serie de emociones innatas para nosotros.

Optimista significa enseñarles a los niños que de todo suceso existen dos caras, la cara buena y la mala y que son ellos los que deben decidir con cual se quedan en las decisiones de su vida. Si apuntas a tu hijo a alguno de los talleres infantiles de teatro, es probable que las cosas no le salgan como el quieran.

No se aprenderán el papel a la primera, no sabrán hacerse el disfraz como ellos querrán y tendrán mucha vergüenza cuando tengan que salir a representar su actuación. ¡No pasa nada! Tenemos la obligación de equivocarnos para que las cosas salgan bien.

En los talleres infantiles igual de controlados, pero también son más libres para dar rienda suelta a sus verdaderos deseos.

En clase de educación plástica en el colegio todos los niños deben hacer el mismo dibujo, mientras que un taller de dibujo el niño puede realizar los dibujos como quiera, y es probable que aprenda a equivocarse al tiempo que gana capacidad de ser autosuficiente.

8.Respeto

Si hiciéramos una pirámide de valores sobre la cual queremos educar a nuestros hijos, es muy probable que el respeto fuera una de las bases de su estructura.

A menudo los niños solo conviven con personas de su familia y los mismos compañeros del colegio o su urbanización. Los talleres infantiles están formados por niños de diferentes colegios y lugares, y el respeto de unos a otros tendrá que ser impartido por el docente para llevar a cabo su correcto funcionamiento.

9.Trabajo en equipo

Tanto desde la secundaria hasta la incorporación en el mercado laboral, cada vez se valora más a la gente que sabe trabajar en equipo. En el colegio es muy habitual que de vez en cuando hagan un trabajo en grupo, pero en la mayoría de casos los niños hacen sus deberes de forma individual.

Los talleres infantiles suelen tener un objetivo común (Desde prepararse para un partido de futbol, representar una obra de teatro o pintar un mural de grandes dimensiones). Por tanto estas actividades son un buen momento para una primera toma de contacto de los niños con la necesidad de trabajar con otros para obtener un resultado mejor.

10. Esfuerzo

La idea fundamental del valor del esfuerzo se basa en progresar y no renunciar. Muchos niños cuentan con una inteligencia superior y por ello se esfuerzan menos para conseguir las cosas. Si tienes un hijo en etapa escolar, los profesores deben saber mirar el pasado, vivir el presente basado en el esfuerzo y permitir proyectar el futuro.

En los talleres infantiles, por ejemplo de cocina, cada niño se fija sus propios objetivos y se dan cuenta de que deben esforzarse para poder conseguirlo. Al fin y al cabo, los resultados que consigues serán directamente proporcionales al esfuerzo que aplicas.

Una vez que ya sabes en qué pueden ayudar los talleres infantiles a tu hijo, puedes entrar a conocer todos aquellos con los que contamos en best teacher. Ofrecemos desde programas de cocina para niños hasta cursos de inteligencia emocional.

¿Nuestro lema? Enseñamos con sentimiento. Aquellas cosas que nos provocan un determinado sentimiento son aquellas que quedan guardadas en la mochila de experiencias que nos acompañará de por vida.

Descubre todos los cursos que ofrecemos y abre a tu hijo las puertas de un mundo que todavía no conoce. ¡Lo mejor está por llegar!


150 vistas