Aplicación de metodologías alternativas para ejercer como Baby sitter profesional.


Ser Baby Sitter o niñera es un trabajo de gran responsabilidad, en nuestras manos está el cuidado y la educación de menores. Las niñeras ejercen las labores que a priori deben realizar los progenitores por lo que debemos tener en cuenta que es un apoyo para esos padres que por sus ocupaciones diarias necesitan delegar en otra persona el cuidado de sus hijos.

No todas las familias pueden dejar a sus hijos con las abuelas ni desean que acudan a guarderías, tal vez por desconfianza o porque la salud del pequeño no se lo permita.

Antes de comenzar a trabajar como baby sitter

Las baby sitter son profesionales del cuidado de niños, como niñeras profesionales se requiere una dedicación, formación y habilidades específicas en el cuidado de los más pequeños.

Los padres se van decantando más por este tipo de profesionales ya que hay que tener en cuenta que van a dejarles al cuidado de lo más preciado que tienen y que no solo se van a encargar de protegerles, alimentarles y acompañarles, también van a educarles.

Los estudios que otorgan unos conocimientos idóneos para trabajar como baby sitter son los de Educación infantil y pedagogía, pero no hay una legislación que regule los requisitos para trabajar como niñera.

Las condiciones laborales de las baby sitter se fijan con antelación y varían si son cuidadoras externas o internas.

Tenemos que saber cuánto tiempo se va a desempeñar la labor como baby sitter ya que la conexión con el niño es muy importante, el vínculo que se crea no será igual en un mes que en años.

Las baby sitter externas no viven con la familia y las niñeras internas conviven en el hogar familiar, por lo que tienen el alojamiento y la comida garantizados. Los días libres y tiempo de descanso se debe acordar con los padres. El salario como baby sitter depende de varios factores como ser bilingüe o cuidar a más de un niño.

Antes de comenzar a trabajar como baby sitter hay que acordar con los progenitores de los niños de qué manera quieren que se eduque a sus hijos. La coordinación pedagógica con la familia es fundamental en la educación del niño, se debe comentar a los padres qué metodología vas a utilizar.

Acuerda con los padres cuáles son tus responsabilidades como baby sitter. Si vas a encargarte solo del cuidado de los niños o si también te encargaras de algunas tareas del hogar. Fija los límites antes de comenzar.

Consejos para ser la baby sitter perfecta

1) Conoce bien a la familia y a los niños que cuidas: Ten siempre a mano un listado con los números de emergencia, infórmate de las alergias e intolerancias que tienen los pequeños y no te olvides de consultar si tienes alguna duda sobre la alimentación o medicación de los niños.

2) Ten siempre actividades preparadas: Los niños se aburren fácilmente y tienen mucha energía. Seguro que muchas veces te sientes exhausta mientras ellos parece que no se cansan nunca. Vais a pasar muchas horas juntos por lo que es importante que tengas a mano algo con lo que se diviertan, recuerda ¡imaginación al poder !

3) Sé organizada: Los niños necesitan una rutina y a ti también te vendrá bien estructurar tu vida con las obligaciones y necesidades de tu cometido como Baby Sitter. Ten un calendario con las actividades extraescolares.

Unos padres satisfechos son la mejor carta de presentación, por lo que es importante tener una buena relación con ellos. Aunque sea un trabajo, el tipo de labores que realiza la baby sitter hace en poco tiempo pase a ser un miembro más de la familia.

Tareas en las que nos pueden ayudar según la edad

Según la edad y la etapa de desarrollo en la que se encuentre, podemos pedir al niño que ayude en algunas tareas del hogar. Estas actividades son muy útiles, refuerzan su autoestima, aumentan su autonomía, les hace más responsables y les ayuda a organizarse y tener una rutina.

Recordad que algunas de las tareas deben estar supervisadas por la baby sitter y que es importante que le agradezcamos y elogiemos su colaboración.

- De 2 a 3 años: pueden encargarse de ordenar y recoger sus juguetes, tirar cosas a la basura y poner cosas en la mesa como servilletas.

- De 3 a 5 años: A estas edades ya pueden desnudarse solos, ayudar a poner y recoger la mesa, ordenar y guardar sus libros, recoger la habitación y otras tareas sencillas como darle de comer a los peces.

- De 5 a 7 años: Si durante los años anteriores hemos estado enseñándole a realizar ciertas tareas será mucho más fácil que tenga iniciativa para ayudarnos. Con esta edad ya pueden doblar la ropa, colaborar en recetas sencillas, limpiar superficies pequeñas, regar las plantas, vestirse solo

- De 7 a 9 años: Cuando llegan a esta edad ya son capaces de realizar muchas tareas sin supervisión, ahora podrán colaborar para poner una lavadora, ordenar la estantería, guardar la compra, limpiar la mesa, ayudarnos a fregar. Ya puede ducharse solo y vestirse.

- De 9 a 11 años: Ahora ya se le pueden asignar tareas como barrer o pasar la aspiradora, cortar el césped, hacer la cama, limpiar los cristales, tender la ropa, sacar a pasear al perro. Ya tiene autonomía para ir al colegio o al supermercado.

Esta lista de tareas está basada en el método Montessori y es orientativa, si el niño no ha realizado tareas antes debemos ir encargándole las actividades progresivamente.

Metodologías pedagógicas para ejercer como Baby Sitter

Cuando trabajas como baby sitter la educación del niño recae también en ti por lo que debes saber orientarles y resolver sus dudas. Cuanto mayor tiempo pasas con el niño mayor influencia tienes sobre su desarrollo y pasas a ser uno de sus referentes.

La pedagogía es la disciplina que se encarga de orientar la educación en niños por lo que es imprescindible para la docencia. Hay distintas metodologías pedagógicas que se encargan de la educación y la adquisición de habilidades en los niños.

Hay niños con necesidades especiales como autismo, hiperactividad, trastorno de déficit de atención, etc

Estas son algunas de las metodologías pedagógicas más importantes y que se pueden aplicar tanto en la escuela como en casa. Este tipo de enseñanzas se debe consultar antes con los padres para que den su visto bueno.

PEDAGOGÍA WALDORF - STEINER

Esta metodología fue creada por Rodolf Steiner a principios del siglo XX y está dividida en tres fases según la edad, respetando su evolución natural. En la actualidad es un sistema extendido por todo el mundo:

- De 0 a 7 pone el foco en la necesidad de que los niños jueguen a la vez que aprenden, ya que le parece antinatural que un niño reciba la información sentado en una silla, deben explorar el mundo que les rodea.

- De 7 a 14 es la etapa en la que debemos conocernos más a nosotros mismos, aunque aún estamos en pleno desarrollo, el niño aprende a gestionar sus emociones y se desarrolla su creatividad.

- De 14 a 21 años se pretende activar la mente y potenciar el desarrollo intelectual.

MÉTODO DOMAN

Este sistema se utiliza en bebés para que aprendan a leer y fue creado por el doctor norteamericano Glen Doman. Esta metodología se fundamenta en el desarrollo del cerebro a través de la estimulación de los sentidos.

Doman creía que la capacidad de aprendizaje del ser humano tiene su punto álgido durante los primeros 6 años de nuestra vida y que los bebés pueden aprender a leer al mismo tiempo que aprenden a hablar.

Este método funciona mostrando al niño tarjetas con palabras 3 veces al día y separadas en 5 categorías. Las palabras se escriben en color rojo sobre tarjetas cuyo tamaño es inversamente proporcional a la edad del niño, por lo que a un bebé se le mostrarán tarjetas muy grandes.

Este aprendizaje se vuelve más complejo en cada fase de las 5 que la componen. En la primera se enseñan palabras sueltas y en la última un cuento.

CONSTRUCTIVISMO

Esta corriente pedagógica concibe el aprendizaje como una realidad que se forma entre el niño y aquello que descubre por lo que los conocimientos se adquieren mediante la interacción social. Sus principales referentes son los psicólogos Jean Piaget y Lev Vygotski.

El constructivismo sugiere que el aprendizaje se construye durante la participación de los alumnos en actividades que le permiten adquirir conocimientos. Este sistema pone de manifiesto que cada persona tiene una forma de aprender única y personal basada en su experiencia.

MONTESSORI

Este método fue creado por María Montessori a principios del siglo XX y se caracteriza por el autodesarrollo. Los niños eligen en que materias quieren poner su atención de forma individual y el adulto les observa para ofrecerles ayuda.

El ambiente Montessori es un lugar donde reina el orden y el silencio para así facilitar la concentración del menor, al que no se debe interrumpir.

Su creadora pensaba que al niño no hay que presionarle para que aprenda un conocimiento concreto sino que hay que cultivar sus ganas de aprender, no es el adulto quien le transmite su conocimiento al niño sino que el adulto colabora supervisando al menor.

REGGIO EMILIA

Esta metodología fue creada en Italia en 1945 por el pedagogo Loris Malaguzzi y es conocida también como pedagogía del asombro. Este método se basa en el principio de que las personas recordamos mejor hechos que nos han hecho sentir alguna emoción, por lo que aboga por la espontaneidad.

La filosofía Reggio Emilia le da mucha importancia a la sensibilidad, la creatividad y la afectividad por lo que el niño tiene que estar en un ambiente relajado y agradable. El niño tiene completa libertad para experimentar con su entorno y la baby sitter se encarga de hacer una escucha activa para orientarle.

PEDAGOGÍA PIKLER-LÓCZY

La pediatra húngara Emmi Pikler centró sus investigaciones en bebés de hasta 3 años. En su libro, Moverse en libertad, explica el procedimiento de este técnica que defiende el desarrollo motor del niño de manera autónoma.

Su planteamiento educativo se sustenta en la necesidad innata del niño para moverse, descubrir y aprender.

El espacio donde se mueve el bebé es importante, la habitación debe ser tranquila, cálida y despejada de muebles y objetos. Los adultos deben dejarle su espacio y su ritmo al niño sin impacientarnos por su evolución, permitiendo su libertad y espontaneidad.

En Best teacher disponemos de niñeras cualificadas y con experiencia, con ellas los más pequeños estarán en buenas manos. No tendrás que preocuparte si necesitas que cuiden de tu hijo, una de nuestras baby sitter atenderá a de tu hijo ayudándole a desarrollarse física y psicológicamente.

Nuestra empresa es innovadora y aplica las últimas técnicas en educación. El trato personalizado y los mejores profesionales garantizan la satisfacción de nuestros clientes. Si necesitas una niñera en Madrid no dudes en llamarnos.


40 vistas
LOGO.png

Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

​

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Best Teacher | Todos los derechos reservados | Política de Protección de datos |

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon