Miembros de:

Colaboraciones:

LOGO.png

Servicios a medida

Sobre Nosotros

Estamos en contacto


Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Please reload

Please reload

¿Cuál es el tiempo recomendado para que las clases particulares sean eficaces?


Las clases particulares son clases que sirven para reforzar el conocimiento que recibimos en un centro educativo (escuela, instituto, universidad) y también aquellas que damos para aprender una nueva materia o destreza (tocar la guitarra, idiomas, danza, canto).

¿Cuándo hay que tomar clases particulares?

Las clases particulares son una manera de mejorar, reforzar conocimientos, resolver dudas y aprender. No importa la edad o la materia, seguro que hay un profesor que se adecue a tus necesidades.

Los profesores particulares son profesionales con la formación adecuada para enseñarle al alumno los contenidos necesarios. Antes de empezar las clases particulares hay que definir cuáles son las necesidades que tiene el alumno y los objetivos que queremos conseguir.

Está más que demostrado que las clases particulares son efectivas y se consiguen resultados, solo hay que dedicarle un poco de esfuerzo para tener éxito.

Clases particulares de refuerzo

Cuando acudimos a clases de refuerzo nos vemos beneficiados de tener a un profesor que se dedica única y exclusivamente a nosotros.

Si compartimos clase con más alumnos es complicado que se resuelvan nuestras dudas, normalmente se explican los contenidos y se mandan actividades para que las hagamos en casa, pero no tenemos a nadie a quién preguntarle en caso de que no sepamos hacerlo.

Esta incapacidad de asimilar conceptos o de ir retrasados en comparación al resto de la clase puede frustrarnos mucho, sobre todo si tampoco conseguimos aprobar los exámenes.

Si necesitas un empujón extra para conseguir llevar la materia al día no dudes en tomar clases particulares, es un tiempo y dinero bien empleado.

Clases particulares para aprender nuevas materias.

Si lo que queremos es aprender un idioma, danza, música o alguna habilidad que no se imparte en los centros educativos es imprescindible dar clases particulares.

En el caso de los idiomas es muy importante que tengamos un profesor que nos ayude a mejorar tanto la expresión escrita como la oral, en estos casos es preferible que el profesor sea nativo, porque también nos facilitará mejorar nuestro acento.

Las clases particulares de música son algunas de las más comunes: piano, guitarra, violín. Son destrezas que son más difíciles de aprender en un centro educativo al ser disciplinas poco extendidas.

Danza y canto también son habilidades para las que es muy útil un profesor particular ya que son conocimientos que también debemos adaptar a nuestras peculiaridades y avanzaremos más rápido que si aprendemos con más alumnos.

Clases particulares, ¿en academia o en casa?

Las clases particulares suelen desarrollarse en una academia o en el hogar del alumno siendo el profesor el que se desplaza para impartir la clase.

Las clases en academias tienen una serie de características distintas a las clases en casa. Aquí, tanto el horario como los precios son los que fija el centro educativo y existe menos flexibilidad a la hora de poder adaptar las clases y compaginarlas con el resto de ocupaciones.

Aunque a priori pensemos que nuestros compañeros van a ralentizar nuestro aprendizaje, las interacciones con ellos también pueden ser beneficiosas, a menudo los compañeros pueden hacer preguntas o consultar dudas que al ser resueltas también nos ayuden a nosotros.

En algunas academias además de clases para un número reducido de alumnos también puedes dar clases particulares en las que tendrás al profesor a tu entera disposición.

Si es el profesor quien va a casa ahorrarás tiempo en el desplazamiento, tienes que tener en cuenta que estas clases tienen un precio superior. Si la casa donde vives no es el lugar adecuado para dar clase se puede acudir a alguna otra sala donde estar cómodos y el ambiente permita que se puedan dar las clases particulares.

Actualmente con el desarrollo de las tecnologías hay clases en las que los alumnos y los profesores solo se ven o mantienen contacto a través de internet. Las clases online o a través de webcam están cada vez más extendidas.

Esto no debe ser una dificultad para adquirir conocimientos ya que si hay buena comunicación entre profesor y alumno se puede aprender igualmente.

El precio de las clases particulares

Una vez que tengamos claro cuáles son las materias más importantes que debemos trabajar hay que determinar el número de clases particulares que son necesarias para que el alumno consiga llegar a sus objetivas.

A veces es imprescindible dar las clases de manera intensiva, sobre todo cuando hay exámenes cerca. Hay alumnos que prefieren un menor número de clases pero de mayor duración, otros sin embargo prefieren espaciarla a lo largo de la semana, esto depende también de la disponibilidad del alumno.

Cuando se trata de menores lo ideal es consultarlo con los padres y fijar con ellos la duración y frecuencia de las clases particulares.

El precio medio de una clase se sitúa en 17 euros, pero en España oscila entre 10 y 20 euros, en algunos casos puede llegar a los 60 euros la hora. A veces profesor y alumno llegan a un acuerdo para fijar el coste de la clase particular.

Esta diferencia de precios se debe al tipo de materia que se imparta, la formación del profesor o la frecuencia de clases.

También hay que tener en cuenta que una clase para un niño de primaria siempre será más barata que para un alumno de instituto o universitario. Las clases de idiomas o música son de las más caras, a mayor conocimiento del profesor es mayor el precio que se cobra por las clases particulares.

El nivel de vida en las distintas ciudades también determina el precio, no nos cuesta igual una clase particular en Murcia que en Madrid o Barcelona. El desplazamiento en ciudades grandes conlleva un mayor gasto que es el que repercute en el precio que fija el profesor.

¿Cómo impartir las clases particulares?

Es importante que tanto el profesor como el alumno se encuentren a gusto el uno con el otro.

Hay que tener en cuenta que la disposición del alumno juega un papel fundamental en el aprovechamiento de la clase pero, aunque el alumno se distraiga o no muestre demasiado interés el profesor tiene la pedagogía necesaria para que las clases tengan éxito.

En las primeras clases ya hay que conocer el carácter del alumno para saber que tipo de actividades le motivan más y aplicar la metodología que mejor se adapte al alumno y a la materia.

Se debe crear un programa personalizado que se adecue a las capacidades del alumno ya que todas las personas no aprenden al mismo ritmo ni asimilan conceptos con la misma facilidad.

Hay personas que acuden a clase para aprobar un examen, otras para aprender, para reforzar materias, por eso es importante adaptar la metodología de las clases a los intereses del alumno y sus objetivos.

En el caso de niños pequeños se hace imprescindible acordar con los padres lo que les interesa que su hijo refuerce en las clases. Es necesario ir hablando con los padres para explicarles cómo va evolucionando su hijo y que ellos también se sientan motivados y no se obsesionen con las calificaciones de su hijo.

No siempre hay que mandar actividades al alumno, en ocasiones el tiempo de la clase es suficiente para que se impartan y asimilen los contenidos necesarios. No debemos saturar al alumno ya que la falta de tiempo es uno de los motivos para abandonar el aprendizaje.

En el caso de alumnos adultos que dan clases por diversión debemos tener en cuenta que si esa actividad que se realiza por gusto se vuelve tediosa, nos satura, y nos roba más tiempo del que tenemos podemos decidir abandonarla.

Es fundamental entender que no es lo mismo recibir clases para aprobar un examen o unas oposiciones que aprender algo por placer y satisfacción personal.

En las clases de idiomas es común aprender conceptos mediante juegos o canciones, este tipo de recursos son muy efectivos para mantener el interés del alumno. Tanto en primaria como en clases universitarias los trucos mnemotécnicos y otra serie de recursos para ejercitar la memoria tienen el éxito asegurado.

Tu alumno verá reforzada su autoestima y se mostrará motivado si le manifestamos como va evolucionando con las clases, aunque a priori no se vean aún los resultados tenemos que mostrar entusiasmo por su capacidad de esfuerzo.

Debemos afianzar la confianza del alumno para que no se desmotive y crear un buen ambiente en las clases. El profesor también tiene que poner en prácticas sus habilidades psicológicas para empatizar con el alumno y transmitirle una actitud positiva.

Otros factores que también afectan al aprendizaje son: la comodidad en el lugar de estudio, el espacio, el ruido, la temperatura o la luz, elementos que se deben de tener en cuenta a la hora de elegir dónde vamos a dar las clases.

¿Cuánto deben durar las clases particulares?

Son muchos los estudios que se han hecho para determinar el tiempo en el que el cerebro puede estar concentrado. Los adolescentes tienen el cerebro más parecido a niños que a adultos, de hecho, la fase de desarrollo de concentración eficiente no concluye hasta los 30 años.

Este bajo nivel de concentración en niños y adolescentes determina que en las clases debe haber actividades variadas que favorezcan que el alumno no se aburra y permanezca concentrado.

La neuroeducación ha demostrado que el cerebro necesita emociones para aprender, por lo cuál las clases particulares deben impartir la materia creando curiosidad en el alumno para que realmente quiera descubrir más e involucrarse en las tareas.

El tiempo ideal estimado de cada clase está en 50 minutos. Se deben espaciar las clases unos 10 minutos, el cerebro necesita distraerse para volver de nuevo al estudio y garantizar un aprendizaje efectivo. El descanso entre clases es una forma de que vuelva la concentración.

La educación no debe estar reñida con el entusiasmo por el conocimiento, aunque es cierto que algunas asignaturas nos interesan más que otras lo ideal es no aburrirse en ninguna de ellas. Si se cae en la monotonía, los procesos de adquisición de conocimientos, la memoria y el aprendizaje se harán más complicados.

El profesor particular además de conocer las materias que se imparten debe tener una formación pedagógica que es la base para realizar el trabajo correctamente y saber transmitir al alumno los conocimientos en el tiempo estimado.

Si necesitas clases particulares tienes a tu disposición a los profesores de Best Teacher, somos una academia con amplia experiencia en educación y que contamos con especialistas de idiomas, Música, Primaria, ESO, Bachillerato, FP y Universidad.

Nuestros cursos están diseñados para conseguir que aprendas a la vez que te diviertas y nuestros profesores se encargan de transmitirte la pasión por la materia que imparten.

Si necesitas un profesor para ti o para tu hijo contacta con nosotros y te informaremos de nuestras clases particulares presenciales u online. Consulta con nosotros lo que necesitas, también disponemos de clases para preparar tus exámenes.

#clasesdeinglésmadrid #profesordematemáticasadomicilio #clasesparticularesdeapoyoescolar #clasesderefuerzoescolar #clasesparticularesadomicilio

77 vistas