Aprender árabe. Las curiosidades de la cultura y el idioma árabe.


Seguro que en más de una ocasión te has hecho preguntas acerca de las particularidades que tiene la cultura árabe, como también los misterios que oculta su lenguaje tan característico.Y es que el árabe se ha convertido en una de las lenguas más demandadas por las empresas en su búsqueda de nuevos empleados con ofertas en ciudades como Dubái, en dónde los sueldos más bajos pueden llegar a los 2.000 euros de media. Es, además, uno de los idiomas más hablados en todo el mundo, siendo la quinta lengua más utilizada por un total de 280 millones de hablantes nativos y 353 millones de personas como segunda lengua. A su vez, es el idioma oficial en más de 20 países, entre los que se encuentran Arabia Saudita, Yemen o los Emiratos Árabes Unidos.

Si estás planeando un viaje a alguno de los países más exóticos, buscando nuevas oportunidades de cara al futuro o simplemente quieres aprender un nuevo idioma tan característico y único como el árabe, no dudes en seguir leyendo para aprender y animarte a saber más de este idioma oriental:

Curiosidades de la cultura árabe

Por lo que hemos podido ver en los diferentes medios de información y cada vez más entre personas que viven entre nosotros y cuyo origen procede de países arábicos, su cultura dista mucho de lo que estamos acostumbrados. No sólo en cuestiones políticas o religiosas, si no más directamente relacionadas con la forma de comunicarse o de relacionarse entre sí. Si tu plan es viajar a alguno de estos países, es necesario que conozcas alguna de sus formas de actuar más importantes. Entre ellas, destacamos las siguientes:

  • La mano izquierda se utiliza para todos los actos que sean considerados “impuros”. En este caso, el ejemplo más claro es a la hora de limpiarse las partes íntimas del cuerpo, pues jamás se deben limpiar con la mano derecha ya que será con esta con la que deberemos interactuar con nuestro alrededor.

  • A la hora de elegir algún alimento u opción que se presente, es importantes escoger aquello que se encuentra más cercano de nosotros, ya que de lo contrario podemos ser considerados como personas desagradecidas o que estamos “rebuscando” entre lo que se nos ofrece.

  • De forma general, el saludo entre dos hombres se realiza estrechando la mano a la vez que se da un beso en cada mejilla, preferiblemente dando un total de tres besos

  • En relación a los saludos, es una parte muy importante para demostrar que estamos teniendo en cuenta a las personas con las que nos encontramos a nuestro alrededor. De esta manera, es frecuente que se salude cada vez que se entra o se sale de una habitación, a pesar de haberse realizado anteriormente.

Además, es muy importante saludar con el mismo interés a todas las personas, las conozcamos o no. El saludo no debe faltar nunca ya que puede significar una gran falta de respeto.

  • Cuándo te inviten a tomar algo, no esperes encontrarte con una cerveza. En la mayoría de países árabes está prohibida tanto la venta de alcohol como de tabaco.

  • Es característico en la cultura árabe ser muy generosos a la hora de invitar a alguien. Por ejemplo, se tiende a “pelear” por pagar la cuenta cuando se sale a comer o incluso a la hora de hospedar a otras personas en sus casas.

  • Por último, debes conocer la palabra más utilizado del mundo: Mohamed. Más de 150 millones de personas se llaman así. Pero no debe de parecernos extraño, ya que se trata del nombre del profeta del Islam, Mahoma. Algo similar ocurre con el nombre Jesús entre los cristianos.

Particularidades del idioma

En lo referente a la lengua en cuestión, no nos es tan ajena como pueda llegar a parecer. Es más, la utilizamos a diario ya que palabras como alfombra, albóndiga, alabar o dado las tenemos debido a la influencia del árabe en el castellano, llegando a superar más de 10.000 palabras. El motivo fue la convivencia de más de 700 años que los cristianos tuvieron con el pueblo árabe en nuestro país, pudiendo incluso encontrar pedacitos de su cultura en ciudades como Granada o Córdoba.

Es por ello que tienes una razón más para aprender este idioma, que con paciencia y práctica no te supondrá ningún esfuerzo comenzar a familiarizarte con él. Dentro de éste, podemos distinguir dos variedades que se encuentran claramente diferenciadas: el culto y el denominado dialectal. El árabe culto será utilizado dentro del ámbito de la literatura, la educación y los medios de comunicación, mientras que el dialectal es el que se utiliza de forma oral y puede llegar a variar mucho dependiendo del país.

Y no sólo podemos observar una variación a la hora de aprender el idioma conforme en relación al medio en el que se exprese. A pesar de contar con un alfabeto de 28 letras, cada uno de ellas pueden admitir hasta 4 formas diferentes con una pronunciación distinta.

Incluso es uno de los idiomas más ricos en palabras que forman parte de su vocabulario. La palabra león (أسد) en árabe tiene más de trescientos sinónimos. También cuenta con más de cincuenta formas diferentes de decir amor (حب), por lo que no te preocupes si no encuentras una palabra en concreto, seguro que tendrás otros tantos muchos sinónimos para no quedarte en blanco.

¿Cada vez sientes más interés por esta particular lengua? Pues sigue leyendo, ya que ahora descubrirás sus entresijos a la hora de ser utilizada. ¡Seguro que te sorprende!

Una primera toma de contacto

El idioma árabe cuenta con unas características particulares que se diferencian enormemente de lenguajes que provienen del latín u otros anglosajones.

Para comenzar, destaca la alineación de los textos escritos o la forma en que se escribe este idioma. La dirección de las letras va de derecha a izquierda tal y cómo se muestra en el siguiente párrafo:

ذهب الولد إلى المدرسة مع صديقه، لكن قبل ذلك توحه للمكتبة ليشتري كتابا من المكتبة القريبة من منزله، بعد ذلك إلتقيا مع وليد الذي كان يمارس الجري في ملعب الحي قبل أن يودعاه ويكملا طريقهما حتى لا يصلا متأخرين

El motivo de ello es que cuando se pasaban los escritos a las tablillas, al ser talladas el martillo era manejado con la mano derecha y el cincel con la izquierda, siendo mucho más fácil de tallar de derecha a izquierda.

En cambio, los números utilizados sí que cuentan con los mismos caracteres que los nuestros, siendo los mismos, pero éstos se leen de izquierda a derecha. Pero su mismo uso no es casual, ya que los números comunes que vemos diariamente son conocidos como números arábigos debido al impacto tan importante que tuvieron los científicos y matemáticos musulmanes.

Por otra parte, dentro del idioma no nos vamos a encontrar ninguna distinción entre mayúsculas y minúsculas, así como tampoco nos encontraremos con abreviaturas. Tampoco encontraremos los característicos guiones para separar las palabras, ya que en su lugar se hará uso de un alargamiento o de hacerse más breve las líneas que conectan las letras para poder acomodarse a la longitud del renglón y obtener la justificación deseada.

Tampoco es frecuente el uso de palabras con una sola letra. En español destacan el uso de preposiciones como “a”, pero en el árabe éstas suelen prefijarse a la misma palabra pasando a formar parte de ella como en el caso de los determinantes, donde “El padre” se escribirá “Al-abo” o “los padres” como “al-ába-u”.

Otra peculiaridad del idioma es que la escritura es cursiva. Esto significa que las letras de las distintas palabras se entrelazan entre sí formando trazos continuos. Debido a ello, las letras dentro de una palabra pueden llegar a adoptar formas diferentes dependiendo de la posición que ocupan en ella. Estas formas serán: inicial, media, final y suelta, según su lugar y la forma en la que se encuentren dispuestas.

Por último, debemos hablar de sus usos diacríticos. Dentro de un texto árabe podremos ver por encima y debajo de las letras una especie de puntos o caracteres ortográficos como si de un pentagrama se tratase. Estos puntos se denominan puntos diacríticos y son necesarios para poder distinguir unas letras de otras, ya que muchas de ellas comparten el mismo formato con otras, siendo diferenciadas por estos puntos que pueden ser un total de uno, dos o hasta tres de ellos. Para comprenderlo mejor, se puede comparar con la virgulilla de la que hacemos uso con nuestra ñ, siendo semejante a la n pero viéndose diferenciada por este elemento ortográfico.

Tranquilo, no queremos saturarte con todos los misterios que esta extraordinaria lengua oculta. Tras todos estos curiosos datos sobre la cultura y el propio lenguaje arábico que seguro que más de uno te eran familiares, no dudes en animarte a conocer más. Como ves, las particularidades que la conforman hace que sea única y especial. Y no temas, ya que, aunque parece que discrepa mucho de nuestra lengua, una vez que se conocen algunos de sus truquillos, ¡aprenderla es todo un disfrute que viene rodado!

No lo pienses más y si quieres aprender árabe como una nueva lengua que nunca te habías planteado conocer o ya sea por necesidad, apúntate a las clases con las que contamos y verás cómo en muy poco tiempo estarás familiarizado con la ortografía de esta misteriosa a la vez que bella lengua.

También disponemos de otros miuy concretos de unas horas como : Aprender Ecritura árabe o árabe aplicado al sector sanitario, para dar facilidades a los doctores sobre cómo tratar con un paciente de eta cultura.

Si te ha gustado este árticulo no dudes en compartirlo en redes sociales, o apúntate a nuestra newsletter y sigue nuestra página facebook para enterarte de todas las novedades y recibir artículos tan interesantes como este!

Pásate por nuestra web para saber más, ¡te esperamos!

#aprenderárabe #curiosidadesdelaculturaárabe #clasesdeárabemadrid #cursosdeidiomasmadrid #cursodearabe

144 vistas
LOGO.png

Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Best Teacher | Todos los derechos reservados | Política de Protección de datos |

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon