Tradiciones curiosas de Pascua en el mundo.


tradiciones en Pascua- Best Teacher

Las vacaciones de Semana Santa tocan su fin. La fiesta central del cristianismo donde se conmemora la resurrección de Jesucristo al tercer día después de ser crucificado cuenta con no pocas variaciones a la hora de celebrar tan señaladas fechas. Países como España son famosos por sus procesiones, sus conmemoraciones, sus misas y el sentimiento con el que es vivida. También sus riquísimas recetas típicas que dan un gusto diferente a esta época del año. En España como en otras partes del mundo Pascua adquiere tradiciones diferentes, que te hacemos descubrir en este artículo.

Tradiciones de semana Santa curiosas en España que no conocías

El miércoles santo, en lugares como Murcia se celebra en este día la traición de Judas a Jesús por 30 monedas de plata haciendo sonar los tambores y vistiendo túnicas negras que reflejen los inicios del sufrimiento de Jesús.

El sábado santo, como señal de cambiar lo viejo por lo nuevo y recibir así la resurrección de Jesús y la purificación del alma, hay regiones en los que se tiran vajillas viejas por la ventana. Incluso encontramos otra curiosa tradición en numerosos pueblos de Valencia, en donde los cristianos arrojan agua a la gente ya que los que pasaban por las calles no podían bañarse anteriormente en Semana Santa hasta que no llegara el sábado. Un poco más cerca, en Chinchón, también puedes disfrutar de la representación de la Pasión de Chinchón ( Madrid) donde la noche del sábado santo se reúnen miles de personas para contemplar esta puesta en escena que realizan los habitantes de esta localidad y cuya importancia es tal que ha sido declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Por último, llega el domingo de pascua en el que se celebra el triunfo de Jesús al ser resucitado. A España ha llegado la tradición de pintar los huevos de distintos colores, pero también en otros sitios como Badajoz o Toledo siguen llevando tradiciones particulares como la de la quema de Judas, una especie de espantapájaros hecho con ropas viejas rellenas de paja prensada, con la que se conmemora la noche del Sábado Santo y el júbilo por la la llegada del Domingo de Resurrección. La "Quema del Judas", fiesta de tradición pagana que se remonta a la posguerra y en la que se simboliza la quema del pecado y el mal en el cuerpo de un pelele de trapo.Tras la quema de los muñecos: la tradicional limonada.

Pero no sólo encontramos tradiciones a pie de calle, si no en nuestras cocinas. La semana santa nos deja un sinfín de recetas típicas para llenar nuestros estómagos:

Monas de Pascua: Consisten en hornazos o panquemados tradicionales de la zona de levante, en donde nos encontraremos que va coronado con un huevo duro en su interior.

Torrijas: Son las más famosas y el dulce estrella de estas fechas, elaborándose en casi toda España, llegando a elaborarse cuarenta días antes de la Semana Santa debido a su gran demanda. Este postre tan característico cuenta con una masa de pan mojada en leche y frita para, después, ser rebozada por azúcar mezclada con canela.

Nuégados: Por último, un dulce típico de la zona manchega que conlleva una gran elaboración. Consiste en una especie de rosca formada por pequeñas bolitas de harina que se unen gracias a la miel que la baña. Entre sus ingredientes, encontramos huevos, limón, aceite o azúcar.

Pero los tradicionales huevos de chocolate que vemos en tantas festividades anglosajonas también han logrado implantarse en nuestro país, haciéndose cada vez más presente y cautivando a los niños gracias a sus colores, su dulce sabor y los numerosos juegos que este dulce tan ameno trae consigo.

Cómo lo festejan los demás países

Aunque el origen sea el mismo respecto a la religión cristiana, los países toman sus variaciones a la hora de magnificar su devoción o celebrar estas fechas tan señaladas, aunque no es extraño ver como las diferentes culturas se abrazan entre sí y adoptan otras costumbres.

Alemania: El mayor símbolo de la Pascua alemana es el árbol de Pascua, con innumerables huevos que cuelgan de él. Éstos huevos primero se cocinan para luego ser vaciados y pintados así, de forma que decoren las copas del árbol. Más que el mencionado huevo de chocolate, en Alemania destaca la decoración de los huevos como una arraigada tradición en la que participa toda la familia y que sirve para que los más pequeños desarrollen su creatividad.