El poder de la risa en el mundo educativo


dia de la felicidad

No dejamos de escuchar lo importante que es sonreír ante la vida. Además de cambiar nuestro ánimo y percepción de los hechos que nos rodean, también transmitimos esta energía con las personas con las que estamos en contacto: Nuestra familia, amigos y este hecho cuando nuestra profesión requiere estar de cara al público o bien ejercer en educación es un hecho de especial relevancia y que puede tener especial transcendencia en los resultados y la satisfacción en nuestro trabajo.

En la mayoría de las ocasiones las prisas, atascos, trabajo y estrés, nos consumen el día a día de pensamientos negativos, los cuales, nos hacen más infelices, nos desmotivan, nos agobian y dejamos de disfrutar. Pero sobre todo nos consumen la salud y nuestro bienestar. Por eso y en conmemoración del día de la Felicidad que se celebró el pasado 20 de Marzo, queremos dedicar a este artículo a dar las claves o actividades que pueden ayudarnos a pensar en positivo y a ser en definitiva más felices. Como bien dice el actor y monologuista Goyo Jiménez “ "La gente es muy responsable de su propia felicidad”

Si eres profesor, comercial, estás inmerso en un actividad de extremo estrés o tienes hijos, este artículo te interesará especialmente.

¿Realmente tiene efectos positivos sobre nuestra salud?

Ante esta pregunta, los datos hablan por sí solos. Cuando ejercemos una profunda risotada, nuestro cerebro libera endorfinas, que son las comúnmente conocidas hormonas de la felicidad, cuya misión es la de estimular los puntos de placer que tiene nuestro organismo, actuando así como analgésico contra el dolor y la depresión. También se libera serotonina con efectos calmantes y dopamina, mejorando nuestro estado de ánimo y llegando incluso a aumentar los niveles de adrenalina del organismo, fuente natural de energía que nos ayuda a estar más receptivos y despiertos.

Unas buenas risotadas fortalecen también el corazón, dilata los vasos sanguíneos, nos ayuda a mejorar la respiración, alivia las digestiones pesadas y nos lleva a activar casi 400 músculos al unísono en nuestro cuerpo.

Todo ello nos lleva a conformar en nuestra persona a alguien más optimista, lo que nos puede ayudar en situaciones donde la tensión se hace elevada eligiendo de forma más pausada la vía de escape o el esclarecimiento de cómo actuar. Al realizarse en grupo, primero se provoca una compenetración e intercambio de beneficios entre los que son partícipes, fortaleciendo lazos y reduciendo tensiones sociales, que llevan a un mayor control y conocimientos de nosotros mismos.

Por si fuera poco, la risa nos induce de manera natural a un estado en donde nuestra mente tiende a pensar de forma positiva, por lo que si tratamos de pensar en algo negativo y reírnos al mismo tiempo, nos resultara prácticamente imposible. Un arma definitiva frente a la tristeza, el estrés, el resentimiento y la frustración.

¿Por qué se creó el día mundial de la felicidad?

Todo remonta hace 40 años, donde el Rey Dragon IV, rey de Burundi de tan solo 16 años, tomó la variable de la felicidad de su pueblo como un medidor más dentro de su gestión política del país. A este medidor lo llamó la Felicidad Nacional Bruta (FBN)

En 2012, el reino de Bután presentó a la ONU esta propuesta de celebrar el día de la felicidad, la cual decidió que era importante recalcar la importancia de la la felicidad dentro de la vida de los seres humanos, en cualquiera de sus ámbitos y a partir del 28 de junio del 2012 bautizó el 20 de marzo como Dia Internacional de la Felicidad.

Para cuantificar el nivel de este indicador de Felicidad Nacional Bruta se toman en consideración una decena de aspectos como el bienestar del ciudadano, el uso del tiempo, la educación, el nivel de vida, la cultura o la salud. En base de estos parámetros la ONU realiza cada año un estudio sobre los países más felices del mundo (tomando en consideración un total de 155 países) . Los galardonados de este año 2017 como los países más felices del mundo son Noruega, Dinamarca e Islandia. España queda en el puesto nº 34 de tras de Francia o Taiwan. Mientras que los países que no invitan mucho a visitarlos son Tanzania, Burundi o Africa Central, aunque no olvidemos que la felicidad es un hecho subjetivo y que un 10% son los hechos y un 90% el cómo nos lo tomamos, por lo tanto no descartemos que estos últimos países no puedan tener una gran felicidad a pesar de su contexto económico, político y social y aportarnos un gran aprendizaje moral.

¿Qué actividades nos pueden ayudar a ser más felices?

Por supuesto a todos nos encantaría estar felices todo el tiempo y tomarse todo de forma muy positiva, pero en ocasiones, los contratiempos nos ponen de mal humor y esto se hace percibir por todos y nos es imposible cambiar nuestra manera de pensar… ¿Nos es imposible? Bueno según los expertos no del todo, por eso aquí os dejamos algunas actividades para ser más felices.

TALLER DE RISOTERAPIA