¿Y si hubiera una clasificación de centros educativos oficial en función de la calidad de la enseñan


Muchos son los centros educativos que gozan de reputación excelente gracias algunos de los docentes que imparten clase, los genios que salieron de sus aulas o por el porcentaje de incorporación al mundo laboral de los alumnos que pasaron por ellos. Hay ya algunas evaluaciones como el informe PISA, que analiza las competencias de los alumnos de muchos países del mundo en materias como matemáticas, lengua y ciencias naturales y que valora la capacidad de los estudiantes de poder entender y resolver problemas auténticos a partir de la aplicación de conocimientos de cada una de las áreas principales.

Pero estas no dejan de ser acciones puntuales y casos precisos que hacen que ese centro cuente con dicha reputación, y cuyo precio va acorde a su caché y no con la realidad de su calidad.

No obstante, desde Best Teacher creemos que la educación es muy difícil de valorar y es que el mérito de una escuela y su calidad de enseñanza muchas veces se ve empañada por el renombre de otras muchas que, o bien, tienen más presupuesto para gastarlo en marketing, o bien su mérito ha recaído en la suerte de que de sus aulas salgan genios, aspecto que se han encargado de remarcar muy bien.

Creemos que hay escuelas donde su mérito va mucho más allá, que han conseguido algo mucho más difícil… motivar y emocionar con su enseñanza a miles de alumnos y recuperar en ellos el interés por aprender y seguir evolucionando y sin embargo este hecho está infravalorado.

Nos fijamos en otros sectores, como el de la hostelería, donde un cliente sabe muy bien qué va a encontrar. Cuando hablamos de hoteles de 2, 3 , 4 o cinco estrellas, restaurantes con estrellas Michelín o sin ellas, o incluyo el número de tenedores por el cual se clasifican los restaurantes de forma general. Esta clasificación viene dada por unos parámetros muy concretos, unos servicios obligatorios con los que el establecimiento debe contar para poder beneficiarse de esa clasificación y unas auditorías minuciosas que se reiteran en el tiempo para verificar que los estándares impuestos se están cumpliendo. En definitiva, parámetros objetivos y una garantía para el cliente que se aloja o come en estos hoteles o restaurante.

¿Y por qué no hacer lo mismo con las academias o centros educativos? ¿No es la educación algo importante y trascendental en la vida de las personas? ¿No es también un bien inmaterial donde los alumnos hasta que no se inscriben al centro y prueban las clases impartidas no saben si realmente los contenidos se adaptan y satisfacen sus necesidades?

Es por ello, que vamos a detallar en este artículo la propuesta de valor que damos desde Best Teacher sobre una posible clasificación de los centros de formación y los beneficios y garantías de cara al alumno potencial que podría tener esta idea.

¿Qué sistema podría utilizarse para la clasificación de centros educativos?

Para hacer viable esta clasificación, los centros educativos tendrían que dividirse en función de su tipología. Al igual que lo hacen los hoteles, restaurantes, casas rurales, albergues… esta clasificación debería diferenciarse con un distintivo especial en función de:

  1. Guarderías

  2. Colegios e institutos

  3. Universidades y centros de FP

  4. Academias

  5. Centros de actividades extraescolares

  6. Centros de formación para empresas

Por supuesto, entendido que diera igual si fuera público o privada. Todos gozarían de una clasificación en función de diferentes parámetros generales que más tarde explicaremos.

La clasificación al ser distinta, pues su público, las actividades y el objetivo de la formación que se imparte es muy diferente, pues la insignia tendría que ser diferente, pero siempre de 1 a 5, siendo 1 el factor elemental y 5 la excelencia. Por ejemplo:

  1. Guarderías - Lunas

  2. Colegios e institutos - Soles

  3. Universidades y centros de FP - Estrellas

  4. Academias (todas las especialidades) – Medallas

  5. Centros de actividades extraescolares - Medallas

  6. Centros de formación para empresas – Rombos.

¿Qué estándares se evaluarían para la obtención de esta clasificación?

Los estándares a considerar para clasificar una escuela podrían ser miles. Pero dado que esto es una idea y suposición que realizamos desde Best Teacher como propuesta para innovar en educación y