Ventajas de las clases a domicilio con profesor particular


Tener un profesor particular a domicilio conlleva numerosas ventajas para el desarrollo educativo e intelectual del estudiante. Normalmente el profesor particular se asocia a la necesidad de apoyar al estudiante cuando este no consigue aprobar por si mismo ciertas materias, o bien necesita a alguien al lado para estudiar con él. No obstante contratar clases a domicilio con profesor particular es un gran beneficio aun siendo el alumno un buen estudiante debido a las ventajas que vamos a citar a continuación.

Consolidación de una buena base con tus clases particulares

Gracias al profesor particular el estudiante siempre estará bien atendido, se sentirá apoyado en el desarrollo de sus estudios y el profesor particular podrá hacer hincapié en aquellas partes donde el estudiante tenga más dificultades. Así, aseguraremos que el alumno va aprendiendo absolutamente todos los conocimientos con una base muy firme.

Uno de los mayores errores en el sistema educativo es evaluar los conocimientos de los alumnos por la nota global de un examen, sin ponderar si el ejercicio que no estaba bien desarrollado es realmente la base sobre la que se va a fundamentar cursos posteriores. Con un profesor particular a domicilio estos riesgos los eliminaremos de raíz, pues allá donde vea un fallo, falta de entendimiento o fallos recurrentes en los mismos puntos, el profesor particular le explicará bien en detalle y le hará entender al alumno lo sumo importante que es tener esos conocimientos bien entendidos de cara a futuros cursos. Y asi pues evitar que el alumno se sienta perdido en cursos posteriores donde la dificultad irá en aumento, porque si se entiende bien la base, luego todo es mucho más fácil.

Motivación por estudiar en clases particulares

Un profesor particular a domicilio, también puede incrementar la motivación del alumno en gran medida. Las razones principales de las cuales depende la motivación del alumno en sus estudios, y por lo tanto asegurar o no la implicación en el aula, son las siguientes:

  • Qué se enseña y cómo se enseña

  • Variables personales del alumno

  • Factores socioculturales y familiares

En cada una de estas tres etapas, el profesor particular tiene un gran peso y puede aportar mucho a la enseñanza. Veamos en detalle en qué consiste cada una de ellas:

1. Qué se enseña y cómo se enseña

El rol del profesor es fundamental en este ámbito. Dependiendo de cómo transmite, las técnicas que emplee en llamar la atención del alumno o cómo consiga conectar el contenido con el entorno del alumno, va a determinar las ganas de aprender por parte del estudiante.

En efecto no es lo mismo dar clase a 30 alumnos, (como es el caso de los colegios) donde cada cual viene de un entorno social distinto, unas motivaciones diferentes y una personalidad dispar, que la oportunidad que brinda un profesor particular de centrar el foco en un solo alumno o un pequeño grupo donde la homogenización es mucho más factible.

Además, un profesor particular suele empatizar mucho más con el estudiante, dado esa cercanía que le permitirá conocer mucho más su personalidad, gustos, motivaciones y enfocar así el estudio a aquello que al alumno le gusta tanto.Cuando el estudiante encuentra un por qué de lo que está haciendo, una cercanía con temas de su interés y sobre todo, una ayuda y donde él se vea capaz de hacerlo, entonces tendremos un éxito asegurado.

En el caso de asignaturas más extensas como son literatura, historia, geografía, filosofía, idiomas…el profesor particular permite profundizar más en la materia y complementar así la formación que se da en el colegio y que muchas veces hace cobrar sentido al temario que el alumno está tratando en clase. Todos sabemos lo denso que es el programa escolar en comparación con el tiempo establecido para ello, y que en muchas ocasiones se dejan pasar por alto, anécdotas, concordancias, curiosidades que son lo que realmente llama la atención al alumno y quizá esta aportación del profesor particular puede ser realmente importante para despertar el interés por lo que el alumno está estudiando.

2. Variables personales del alumno que busca profesores particulares

Un rol fundamental del profesor particular es el factor de la inteligencia emocional. Hay alumnos de todo tipo (más o menos seguros de si mismos, con más o menos templanza, tienen percepción del miedo y del estrés distintos y unos valores diferentes) este apoyo racional y emocional se lo puede dar solo una persona que esté cerca. Y al mismo tiempo, es una aportación que en muchos casos nadie mas que el profesor o un profesional puede ofrecerle, ya que, en muchas ocasiones, dado la afinidad con los padres, estos no pueden ayudar al estudiante como tal.

El objetivo es propiciar emociones y sentimiento para provocar una confianza consigo mismo, que se sientan capaces y competentes de realizar ese trabajo y fomentar un control sobre sus sentimientos que se verán reflejados muy positivamente en los resultados de las evaluaciones. Se pretende con la inteligencia emocional reducir el miedo o pánico incluso ante una evaluación, reducir el estrés, fomentar la aCtitud (con c) para superar diferentes situaciones que se le van imponiendo en su día a día.

Tener una persona de confianza, en la que apoyarse, con la que contar o desahogarse, independiente a su circulo más cercano, influye muy positivamente en la seguridad del alumno y el porcentaje de éxito.

3. Factores socioculturales y familiares

Por factores socioculturales y familiares entendemos todos los aspectos que rodea al alumno en su vida extraescolar y lo que el alumno percibe sobre el sistema. El experto que mejor ha reflejado estos factores es el profesor Antonio Valle, por el que nosotros nos vamos a guiar para esta parte.

Es muy importante a la hora de analizar la conducta de nuestro hijo en el terreno educativo, su percepción y la valoración de la formación académica. En efecto, si el alumno no ve sentido a lo que está estudiando, nada capta su atención o muchas veces, no sabe la aplicación práctica a esos conceptos, difícilmente el alumno va a valorar la riqueza de conocimientos que está adquiriendo. Aquí el papel del profesor particular entra en juego. Este al tener un único alumno, o en caso de un grupo, 3 o 4 alumnos solamente, esto permitirá dedicar tiempo a experimentar, hacer ejercicios prácticos o utilizar diversos objetos para concretar de lo que se está hablando. Esto es lo que los alumnos buscan: algo que les llame la atención.

El profesor particular les abrirá los ojos, y además solventarán otra gran carencia que está teniendo la escuela: el profesor estará bien valorado por el alumno y obtendrá un reconocimiento de su aportación (cosa que en las aulas no siempre ocurre y el profesor particular no posee ese reconocimiento social que merecería) y este despertará la curiosidad el alumno lo que llevará a tener ganas de invertir más tiempo, más esfuerzo y a tener más capacidad para obtener ese éxito (que muchas veces también se encuentra infravalorado, ya que el sistema muchas veces hace la vista gorda para que el alumno pueda seguir adelante en su formación con poca implicación y esfuerzo).

Es fundamental despertar la curiosidad y hacerles llegar los conocimientos por los sentimientos y no solo por un libro que no tiene sentido para el alumno. Si se hace bien, el alumno llegará incluso a tener curiosidad por lo que está estudiando, valorará la riqueza de los conocimientos aportados… y en el momento que cambiemos la motivación de sacar una nota, por la motivación de decir: “ qué interesante he aprendido esta parte de la historia que me apasiona” habremos ganado mucho.

Gracias a esta atención tan personalizada, el profesor particular tiene mayor control sobre el alumno y conoce y lo valora también por su esfuerzo durante el proceso y tiene como objetivo solventar esta carencia que crea el aula, donde solamente se aprecia el resultado y no se valora el desarrollo… un hecho que desmotiva en gran medida al alumno ya que se la juega tanto para lo bueno como para lo malo en una nota… no se ha tenido en cuenta el desarrollo, la implicación del alumno o el esfuerzo…recordemos que no todos los alumnos tienen la misma capacidad de entender todo a la primera, ni la misma capacidad para retenerlo con la misma facilidad…debemos valorar el esfuerzo que cada alumno invierte en obtener un resultado y premiarle por ello ya que esto le motivará aun más y se sentirá muy valorado. Y esto es una de las acciones que el profesor particular nunca va a dejar de lado.

Una perspectiva de ayuda a los padres

Como profesionales del mundo educativo de más de 10 años enseñando en colegios y a particulares hemos remarcado una cierta disonancia entre la perspectiva que obtiene un profesor de un aula sobre un alumno y la perspectiva del profesor particular de este alumno. En ocasiones esta valoración del alumno puede ser totalmente contradictoria entre las dos partes.

Pongámonos en situación: un profesor con una media de 25 alumnos en clase, no puede tener la misma capacidad de enganche con los alumnos que un profesor particular. Por lo tanto, un alumno que saca malas notas, o se queda atrás o no hace los deberes, para el profesor del aula es muy difícil de valorar el por qué de esa situación: ¿es por el mismo profesor? ¿Es por la situación familiar del alumno? ¿Es porque el alumno está tomando una aptitud de rebeldía? ¿O es verdaderamente que se esfuerza pero no es capaz de aprobar y a terminado tirando la toalla? El profesor del aula tiene una impresión más lejana y en muchas ocasiones valoradas en suposiciones sobre el alumno.

El profesor particular al trabajar con el día a día, le conoce perfectamente si un día tiene el alumno un mal día, donde tiene más dificultades, como afronta el alumno una situación fuera de su zona de confort, le apoya en todo lo que necesita y detecta los déficits de ese alumno, dónde cojea y profundiza para reconocer de donde sale esta carencia, es decir, dónde fue originada. La labor de un profesor particular a domicilio es realmente ardua y profunda y ha demostrado ser una fuente de información muy valiosa para los padres, porque en las aulas es más difícil de detectar una carencia, sin embargo el profesor particular no solo la ha detectado sino que además sabe el por qué, el origen de esa carencia y la psicología necesaria para contrarrestar su efecto y llevar al alumno a la normalidad.

¿Quieres clases particulares en Madrid?

A modo de conclusión de este artículo sobre las ventajas de profesores particulares a domicilio, podemos destacar los siguientes puntos tratados:

  • El profesor particular es útil no solo cuando el alumno está sacando mala calificaciones, también es de extrema utilidad para hacer de mentor del alumno, y acompañarle durante su aprendizaje para detectar cualquier dificultad que pueda surgir o para hacerle su tarea mas fácil.

  • Es determinante para establecer una base firme de los conocimientos adquiridos

  • La manera de transmitir está absolutamente adaptada y enfocada a captar el interés de cada alumno, siendo así mucho más efectivo el motivarles en su estudio.

  • Complemento perfecto al programa educativo: Ofrece la oportunidad de profundizar más en una materia y que el alumno encuentre el pleno sentido de lo que está estudiando.

  • Aporta herramientas de Actitud frente a las situaciones a las que se enfrenta, más allá del ámbito educativo y que le permite hacer frente a las dificultades.

  • Aporta seguimiento exhaustivo sobre a evolución del alumno

  • Una fuente de información muy valiosa para los padres sobre las facultades y dificultades del alumno.

Esperamos que este articulo os haya resultado de utilidad, y no dudéis en compartirlo.

#profesorparticular #clasesparticulares #darclasesparticulares

898 vistas
LOGO.png

Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Best Teacher | Todos los derechos reservados | Política de Protección de datos |

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon