¿Cómo hacer que estudie un adolescente, desmotivado y tecnológico?


Hoy, un adolescente que no quiere estudiar, que tiene la cabeza en las nubes o que miente y nunca tiene exámenes, es un comedero de cabeza para padres y profesores que se preguntan... ¿ Cómo hacer que un adolescente entienda que su responsabilidad es estudiar? ¿ Cómo hacer que estudie si no quiere o ni siquiera dice la verdad?

Hoy los instrumentos que utilizaron nuestros padres cuando éramos pequeños ya no vale, hay que renovarse. Hoy encierras al estudiante en la habitación para estudiar y estará seguramente con el móvil, si se lo quitas se vuelve rebelde, está pensando más en la videoconsola que en los estudios y solo busca que el padre se canse para que finalmente pueda hacer lo que quiera.

Es realmente complicado aislar hoy día al adolescente y hacerle entender a base de discursos que estudie cuando realmente no tiene ninguna motivación. Por ello hay que usar otras herramientas que damos a continuación:

Lo primero de todo es no causar rechazo hacia la autoridad de los padres. En algunas ocasiones incluso, la situación es más compleja ya que los padres están separados y los adolescentes saben que es una situación a su favor: aprovechan para marear más a los padres diciendo que los libros están en la otra casa o en clase con tal de no estudiar. Hemos de crear confianza con el adolescente. Los padres deben estar unidos por la educación de su hijo y no hacerle ver los estudios como un castigo, ni mucho menos culpabilizar a la parte opuesta del fracaso escolar del hijo. Tampoco que el adolescente le vea como " ya está otra vez el mismo rollo, siempre lo mismo" No por mucho repetir, gritar o castigar vamos a conseguir que el adolescente estudie... el adolescente se debe sentir acompañado por parte de los padres en sus estudios. Y que los padres se sienten con él si les cuesta y les valoren sus progresos. El adolescente demanda sentirse próximo a los padres.

Lo segundo es motivar con lo que el adolescente le gusta. Si no le gusta estudiar, no pretendas que tu hijo se pase la tarde sentado en la silla. Enséñale a administrarse su tiempo y ser efectivo, y múestrale que podrá dedicar el resto de tiempo a sus hobbies. No por estar sentado en la silla más tiempo será más beneficioso, sin embargo, si le tendemos la mano que nos pregunte las dudas que le impiden avanzar, le acostumbramos que puede contar con nosotros para revisarle los deberes, o darle técnicas de estudio donde en función de su personalidad se adapte a su aprendizaje efectivo ( visual, por esquemas, memoria, asemejar los estudios con ejemplo de su hobbie...) Intenta comprender más que nunca la personalidad de tu hijo y motívale por ese lado.

Lo tercero. Si el adolescente es mentiroso, es decir, nunca tiene deberes, nunca tiene exámenes, o todos son sorpresa, también deberemos acompañarle de forma indirecta. La comunicación entre el profesor y el padre debe ser continua y sobre todo no debes dudar en preguntar directamente al profesor si sospechas que tu hijo no dice la verdad. Pero nunca digas a tu hijo que te has enterado por otros medios... deja que piense que no lo sabes y guía a tu hijo para que estudie el exámen que esté más próximo, No dejes que la irresponsabilidad de tu hijo se convierta en su perdición.

Y por último debemos hacer responsables a los adolescentes de su deber: los estudios. Como hemos dicho antes el medio no es repetirle que estudie que es su obligación... más que nada porque la adolescencia es una etapa donde todo te da igual. Pero sí que no debemos caer en el error de responsabilizarnos por ellos. Es decir, son ellos los que tienen que saber que deben estudiar antes de un exámen, que los ejercicios deben estar hechos y por ellos solos. No podemos caer nunca en el error que por el hecho de que los lleve todo correctamente a clase, hacerlo nosotros o acostumbrarle a que para estudiar tengamos que estar con él. Los padres, deben enseñar el cómo y estar ahí para darle seguridad que se lo sabe o lo ha hecho bien... pero el proceso es responsabilidad del adolescente y que el ir al día servirá para que no repita y se tenga que separar de sus amigos, para que no tenga que estudiar en verano, para que pueda terminar el instituto lo antes posible y que no tenga que estudiar más si no quiere. Pero hacerle entender que mientras esté en el instituto tiene que terminarlo y que cuanto mejor lo haga, antes dejará de estudiar... ( Posiblemente cuando termine la ESO o el Bachillerato, la etapa adolescente habrá acabado y posiblemente quieran seguir estudiando...)

Es muy común el desespero de padres y profesores ante los adolescentes, son etapas difíciles que se están agrabando con tanta tecnología, tanto factor de desconcentración y donde el hablar con sus amigos es más importante que todo lo demás. Pero no es imposible. Solo que los adolescentes buscan otras cosas de sus padres de lo que nosotros buscábamos cuando éramos jóvenes... Hay que adaptarse y que sientan más próximos a los padres que nunca.

Si os ha gustado, os recomiendo también leer el post ¿ Qué está pasando en el aula?

Esperamos vuestros comentarios y aportaciones! :) Y compartirlo si os ha gustado.

#faltademotivación #ffracasoescolar #profesoresparticulares #adolescentes #estudiosenlaESO

1,212 vistas
LOGO.png

Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Best Teacher | Todos los derechos reservados | Política de Protección de datos |

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon