El sector educativo preocupado ¿ qué pasará con el curso 2019/2020?

Una encuesta realizada a centros privados, familias y profesores muestran la incertidumbre y muchos auguran que dan el curso ya por terminado.



curso escolar y el corona virus

El COVID19 ha paralizado lo que nunca se esperaba que se iba a paralizar. Las calles se han vaciado, los comercios han cerrado y los centros educativos permanecen clausurados hasta nuevo aviso.


Muchos profesionales del sector nos preguntamos ¿ cuándo se producirá este nuevo aviso para reanudar la actividad? Por eso desde Best Teacher hemos decidido contactar con profesores de centros escolares de todas las edades, familias, academias y otros centros de ocio enfocado en niños como " parques de bolas" para conocer su opinión y previsiones de cara a este curso 2019/2020 que aún estaba lejos de terminar.



En qué medida ha afectado el COVID-19 al sector educativo


El anuncio del cierre de los centros educativos nos pilló a muchos de improviso. El cierre de los centros educativos ( guarderías, colegios, institutos y universidades) en la Comunidad de Madrid y la Rioja, pioneras en poner medidas para luchar contra el COVID19 , fue el 11 de Marzo 2020. El 16 de marzo les siguió el resto de comunidades autónomas tras el decreto del Estado en declarar el estado de alarma sanitaria el 13 de marzo. Esto supuso una reducción para la mayoría de centros privados una reducción en el número de horas de clases de hasta el 90% en muchos casos y una necesidad improvisada de los centros escolares de adaptarse para continuar con el curso escolar del presencial al online.


Hablamos con familias, profesores de centros escolares y propietarios de academias en Madrid para conocer cada uno de los puntos de vista de cómo el COVID-19 ha afectado a la actividad del sector educativo.


En las primeras semanas de producirse la parálisis y promover que la gente se quedara en casa para evitar la propagación del Coronavirus, los alumnos estuvieron obligados a pasar sus clases presenciales al online, mientras en La Comunidad de Madrid, los profesores si que tenían la obligación de desplazarse al centro escolar para seguir impartiendo las clases de manera online. Esto supuso una gran confusión y como nos han confirmado profesores de las primeras etapas del sistema educativo ( 1º,2º y 3º de primaria) fue muy complicado la realización de clases online ya que los niños pequeños necesitaban estar con un tutor para poder llevar a cabo las clases y muchos de ellos apenas podían mantener la atención. Por ello, se llevó a cabo una plataforma con ejercicios y lecciones que los niños debían realizar y mandar al tutor en lugar de tener las clases online. Para los más mayores de la segunda etapa de primaria, la secundaria ( ESO) y bachillerato si ha sido más fácil llevar estas clases a través del online, aunque igualmente algunos profesores han optado por impartir más bien clases tutoriales donde el alumno pedía una cita para resolver dudas y han sustituido sus clases por videos en Youtube y han dotado a los alumnos de ejercicios a través de su plataforma MOODLE. Muchos profesores esperaban la vuelta a las aulas programada para el 25 de Marzo para realizar sus exámenes, pero después de la prolongación del estado de alarma al 11 de abril, muchos se plantean otras formas para evaluar en cierta manera del progreso de sus alumnos y poder seguir con el programa mientras esto dure. De forma general, los profesores han percibido muy poca antelación, a pesar que muchos centros ya estaban en conocimiento que esto iba a ocurrir desde el viernes anterior, para poder adaptarse a este gran cambio y que las alternativas que el online ofrece muchas veces no están acordes al público con el que trabajan en el caso de los más pequeños que si que necesitan de presencia física para orientarles y enseñarles.


En las familias hay disparidad de opiniones. Muchos piensan que demasiado están haciendo los profesores para adaptarse al máximo a que sus hijos no pierdan clases, pero otros muchos piensan que no está siendo suficiente y que las herramientas empleadas no son las mejores para que el niño progrese. Muchas familias tienen que ponerse a hacer los deberes ( como también ocurría antes) con sus hijos, pero que dada la situación la cantidad de ejercicios es mucho superior y que hace falta más explicaciones y les gustaría que la presencia del profesor fuera como era en el modo presencial, conectado durante una hora impartiendo la lección. Y en general, espera que la situación vuelva a la normalidad ya que desde casa los niños no pueden realizar sus exámenes con normalidad y temen que este año sea " un año perdido " para sus hijos ( sobre todo para aquellos que ya están en cursos superiores de la ESO o Bachillerato)


Y mientras tanto, las gran perjudicadas: " las empresas de actividades extraescolares , las academias y centros de ocio infantil" . El sector educativo movía fuera de las aulas de formación reglada un gran número de clases complementarias para preparar certificados de idiomas oficiales, clases de refuerzo escolar como apoyo escolar, clases de música, deporte, clases de ajedrez,