Claves para un apoyo escolar adecuado


Dado que el nivel que se le exige a los alumnos va en aumento, el apoyo escolar a los niños en las diferentes etapas (Primaria, secundaria, bachillerato o incluso en la universidad) resulta fundamental para que los niños profundicen los conceptos aprendidos en el centro escolar.

En el siguiente post podréis observar los distintos factores que han dado lugar al desarrollo de este fenómeno, cuáles son las causas que lo han reforzado y qué criterios debes de seguir a la hora de seleccionar el más adecuado para tus hijos

¿Qué es el apoyo escolar?

El significado de apoyo escolar es muy distinto a la concepción que tenemos habitualmente de dar clases particulares. Las clases de apoyo escolar representan una ayuda personalizada, puntual o de extensa duración para todos aquellos alumnos que presenten dificultades de aprendizajes en determinadas materias escolares.

Un alumno puede acudir a clases particulares de inglés porque quiere mejorar su nivel y obtener mejores resultados, pero no demuestra dificultades de aprendizaje. En ese caso no hablaremos de un profesor de apoyo, sino de un profesor particular. Lo que diferencia el apoyo escolar de la educación tradicional es su metodología. La educación que se imparte en los centros es rigurosa, mientras que en las clases de apoyo es más flexible.

La jerarquía entre el profesor y el alumno se rompe, por lo que el alumno tiene mayor facilidad para resolver sus dudas en un lenguaje más abierto. En los centros educativos normalmente el profesor tiene que estar atento a muchos factores como llevar el temario a tiempo o la actitud de otros alumnos. En el empleo de clases particulares el único elemento de prioridad para el profesor es el conocimiento del alumno.

El profesor no tiene por qué ser titulado en la materia, sino una persona a la que le guste transmitir sus conocimientos. Por ejemplo, un estudiante de ingeniería puede ser el mejor apoyo escolar para las clases de matemáticas a un niño de 13 años. En función de los conocimientos del profesor y cómo los aplique a lo que trae el alumno aprendido del colegio, focalizara todas sus acciones en mejorar sus conocimientos utilizando otro enfoque a la hora de impartir clases particulares.

Siguiendo con el mismo ejemplo, imagínate que tu hijo se le han “atascado” las matemáticas. Un ingeniero de caminos o un arquitecto a lo mejor puede enfocarlas desde otra perspectiva, por ejemplo, la construcción de una casa o una carretera. En ocasiones los profesores de los centros educativos dan conceptos demasiado teóricos que los alumnos no suelen visualizar en la vida real.

Las dificultades de aprendizaje se pueden deber a bloqueos psicológicos. ¿Cuántas veces habremos escuchado a un niño al hablar de las matemáticas decir que no “le entran”? Es probable que el alumno haya cosas que no pueda ver o entender por un bloqueo momentáneo, algo que el apoyo escolar puede simplificar en gran manera.

Es fundamental saber desdramatizar los bloqueos para solucionarlos a tiempo. Si el bloqueo persiste durante mucho tiempo, el alumno empieza a frustrarse y con el paso del tiempo acabará pensando que la asignatura es imposible para él. Obviamente esto no es así. Aunque siempre habrá materias que nos puedan gustar más que otras, no existen materias imposibles. Enfocarlas desde otro punto de vista puede hacer que las entendamos mejor y aprendamos a dividir el tiempo para saber cuáles de ellas merecen más dedicación.

Malditos deberes

Los niños españoles son de los que más horas dedican a los deberes en comparación al resto de Europa. En el otro lado de la moneda, su rendimiento escolar está entre los más bajos de la OCDE al tiempo que el porcentaje de fracaso escolar es de los más altos del continente.

Muchos niños se sienten presionados por los deberes llegando a generarles mucho malestar e incluso estres. Si a eso le sumamos las actividades extraescolares y el esfuerzo del día a día de la escuela hace que en algún momento los niños puedan sentirse tremendamente agobiados.

No obstante, los deberes no tienen solo factores negativos. Ayudan a retener el conocimiento y comprender lo trabajado en clase al tiempo que se mejoran los hábitos de estudio y la actitud hacia la escuela. Fomentan la autodisciplina y la conexión entre la familia y el colegio.

Es aquí donde entra en juego el apoyo escolar, una carta que lo que busca no es eliminar los deberes como tal, sino cambiar la actitud frente a estos y evitar el posible malestar de los niños.

La neuroeducación significa que a través de la emoción se puede llegar a la mente disfrutando. Si entendemos los procesos mentales del aprendizaje podemos utilizarlos para mejorar nuestra propia educación. Cuando nos emocionamos, determinadas partes del cerebro se activan y llenan de dopamina la zona pre frontal de nuestro cerebro. Si me gusta lo que estoy aprendiendo, mis motores de aprendizaje funcionan mucho mejor, y los conceptos quedan mejor fijados en un futuro

Funciones del apoyo escolar

Dentro de los cometidos de este fenómeno está el de servir de complemento para las deficiencias propias de nuestro sistema educativo y como forma de refuerzo ante las nuevas formas de entender la vida

Ratio de alumnos

Muchos profesores de la enseñanza pública y privada y concertada afirman que la LOMCE permite un ratio de alumnos demasiado elevado. Sin entrar a criticar las distintas reformas educativas, debemos de entrar a profundizar este concepto.

El ratio puede ser el número de alumnos por aula o el número de docentes por grupo en la escuela privada concertada. Este varía en función del grado en el que nos encontremos, pudiendo distinguir entre:

PERIODO EDUCATIVO

NÚMERO DE ALUMNOS

Primaria

25

Secundaria

30

Bachillerato

35

Aunque estos datos se tratan de valores máximos, las comunidades autónomas pueden fijar valores máximos inferiores. Hablando de docencia, tener un número de alumnos mayor supone mayor carga de trabajo para el docente, menos atención individualizada y mayores problemas para tener un control del aula y de la disciplina.

Esta es la principal carencia de nuestro sistema educativo, pero sobre todo la fortaleza del apoyo escolar. El profesor se puede dedicar de manera especializada a un alumno y el ratio es de un profesor por cada alumno.

Programas extensos

Otra función que cubre el apoyo escolar es impartir el programa de manera más especializada. Siguiendo con el ejemplo de las matemáticas, a lo mejor un profesor tiene que impartir cinco temas en el primer cuatrimestre para dar todo el apartado de geometría. Esto es normal y es una imposición de los planes de educación, pero el niño puede que necesite más tiempo en un apartado concreto

Incremento de la jornada laboral

Gran parte del auge de este fenómeno se debe a las nuevas formas de entender la vida, las relaciones familiares y la dedicación al trabajo. Ejemplo de esto es que hasta hace poco en los colegios se celebraba el día del padre y el día de la madre, mientras que a día de hoy cada vez hay más centros escolares que eliminaron esta costumbre y celebran el día de la familia (15 de Mayo), con el objetivo de adaptarse a la nueva realidad social y entender las distintas formas familiares.

Es normal que trabajen los dos progenitores y dediquen más tiempo a sus cuestiones laborales por lo que, al final del día tienen menos tiempo para ayudar a sus hijos con los problemas de la escuela. Además, en caso de que ayudes a tu hijo a hacer los deberes y veas que no lo entiende, puede suponer un “conflicto” con él, y en función de tu paciencia esto puede llegar a aumentar su frustración y malestar

Es fundamental encontrar una persona empática que entiende cuales son los problemas de tu hijo. Si enfocamos el apoyo escolar como una forma de mejorar las calificaciones y no como la actividad para mejorar conocimientos, es probable que el alumno lo vea como una prolongación del colegio y no sepa sacarle partido. Ten en cuenta que para tu hijo, el tiempo que pasa en el colegio equivale a su jornada laboral, y, como a todos, no le gusta “llevarse el trabajo a casa”

Una mesa es más fuerte si tiene cuatros patas

La definición de apoyo no engloba la posibilidad de desentendernos como padres de las labores educativas de nuestros hijos. Antes la educación de tu hijo se basaba en lo aprendido en el colegio, la forma de educar del hijo y las inquietudes propias del alumno. Unir las clases de apoyo escolar supone crear una mesa de cuatro patas sobre la cual se sostiene la formación de tu hijo, más robusta y segura donde poder poner todos los problemas que surjan a lo largo del camino

Debes eliminar el prejuicio de que las clases particulares son para gente con dificultades o pensar que tu hijo carece de aptitudes básicas y por eso las necesita. El 90% de la gente que contrata las clases particulares no tiene ningún problema de aprendizaje, sino que las utiliza como una herramienta para aumentar su potencial.

Es un elemento fundamental para aquellas personas que tienen problemas de timidez. Ser tímido es algo habitual y en ocasiones a los niños les da vergüenza preguntar una duda en clase por miedo a hacer el ridículo. El profesor es una figura autoritaria (En el mejor sentido de la palabra), el padre debe ser una figura de referencia y el profesor de apoyo una figura de ayuda. Una persona a la que consultarle las dudas sin miedo alguno.

Consejos para elegir el mejor apoyo escolar

Hay una serie de factores importantes que debemos tener en cuenta. Respecto al tiempo, es conveniente dejar los fines de semana libres así como el viernes por la tarde. Si escoges este horario tu hijo no se concentrará bien y sufrirá una gran frustración si se compara con sus compañeros. Debes de decidir cuestiones sobre si las horas son tiempo para hacer los deberes o para explicar de forma específica aquellas materias que no se han entendido bien.

Respecto al precio, lo barato sale caro. No queremos decir que tengas que gastar lo máximo posible, pero es más importante la titulación del profesor y sobre todo la relación que tenga con tu hijo lo que determine la elección. Antes de contratar cualquier apoyo, haz un “meeting” o charla entre el profesor y tu hijo y observa el feedback que existe entre ellos. Además, debes elegir la periodicidad y el lugar, decidiendo si tu hijo acude a una academia o recibe clases de apoyo escolar a domicilio

Un maestro es una brújula que activa los imanes de la curiosidad, del conocimiento y de la sabiduría en sus alumnos. Una ayuda que lo guiará en las dificultades que vayan apareciendo en sus procesos de aprendizaje. La fortaleza no pertenece a los que no tienen dificultades, sino que es patrimonio de quien saben superarlas, siendo de valientes pedir ayuda.

Si quieres buscar clases de apoyo escolar, puedes consultar Best Teacher, somos especialistas en basar su educación en base a la emoción. ¿Estás preparado?


292 vistas
LOGO.png

Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Best Teacher | Todos los derechos reservados | Política de Protección de datos |

  • Black LinkedIn Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon