Miembros de:

Colaboraciones:

LOGO.png

Servicios a medida

Sobre Nosotros

Estamos en contacto


Best Teacher

Camino de Vinateros 106, Despacho 6

28030 Madrid

info@bestteacher-formacion.com

661.59.88.58

Please reload

Please reload

Tendencias de Cursos de formación bonificada en 2018.


Los cursos de formación bonificada son fundamentales si quieres mejorar los recursos humanos de tu empresa, sus conocimientos y su forma de desarrollar actividades laborales. Es muy importante que entiendas todos sus conceptos los cuales explicamos de manera directa en este Question & Answer. El 2018 viene con cambios importantes para tu empresa ¿Estás preparado?

¿Qué son los cursos de formación bonificada?

Son un sistema que permite a las empresas ofrecer programas formación continua a sus empleados y mejorar así sus competencias. Para cualquier empresa, realizarlos significa contar con trabajadores en continua evolución y crear equipos multidisciplinares, capaces de adaptarse a un mundo laboral en constante cambio. Así que… ¡Sigue leyendo el post!

¿Cuánto cuestan los cursos de formación bonificada?

Se llaman cursos de formación bonificada porque se bonifica a las empresas para que puedan hacerlos. El crédito mínimo anual que tienen todas las empresas es de 420 euros. Para calcular el crédito que le corresponde a tu empresa basta con acceder al simulador de la fundación tripartita. ¿A qué esperas para saber cuánto te corresponde?

¿Qué es fundación tripartita?

Es el órgano público encargado de organizar y de gestionar el subsistema de formación profesional para el empleo. La fundación nos exige una serie de requisitos y trámites a la hora de formalizar la formación que queremos impartir a los trabajadores.

¿Qué trabajadores pueden aprovecharse de los cursos de formación bonificada?

Todos los trabajadores por cuenta ajena que prestan sus servicios para empresas privadas y cotizan a la seguridad social en concepto de formación profesional. También puede aprovecharse de los cursos los trabajadores que se encuentran contratados bajo estas modalidades de contrato:

  • Trabajadores fijos discontinuos en los periodos de no ocupación

  • Trabajadores que acceden a situación de desempleo cuando se encuentran realizando formación.

  • Trabajadores acogidos a regulación de empleo en sus periodos de suspensión de empleo por expediente autorizado

  • Trabajadores afectados por medidas temporales de suspensión de contrato por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, en sus períodos de suspensión de empleo

¿Y los autónomos?

Los autónomos no cotizan a la seguridad social en concepto de formación profesional, por lo que no pueden disfrutar de estos cursos

¿Qué pasa con los trabajadores que se encuentren en periodo de excedencia, de baja por maternidad o que se encuentren de vacaciones?

Si la excedencia es voluntaria, el trabajador no podrá realizar los cursos de formación bonificada, mientras que si es por cualquier otro motivo si podrá hacerlo. Las mujeres embarazadas podrán realizar el curso, siempre y cuando tengan la autorización del médico. ¡Bienvenidos!

¿Qué coste tiene para un trabajador realizar los cursos de formación bonificada?

Ninguno. La formación es gratuita para los trabajadores pero no es gratuita para la empresa, lo único que podemos bonificarnos por ella, un tipo de cursos subvencionados para empresas

¿Existen colectivos prioritarios de trabajadores a la hora de realizar los cursos?

Sí, existen una serie de colectivos a los cuales se les da prioridad a la hora de seleccionarlos para realizar los cursos de formación bonificada, intentando favorecer así sus condiciones laborales. Estos colectivos son:

  • Trabajadores de pequeñas y medianas empresas.

  • Mujeres.

  • Mayores de 45 años.

  • Trabajadores de baja cualificación.

  • Personas con discapacidad.

  • Víctimas del terrorismo y de violencia de género.

¿Qué documentación tengo que presentar para realizar los cursos de formación bonificada?

Existen diferentes aspectos del curso que tienes que acreditar de manera documental, como el coste del curso, el control de asistencia por parte de los trabajadores, el control de calidad etc. Aquí puedes encontrar todos los documentos necesarios para llevar a cabo el curso

Vale, me interesa. ¿Cuáles son los pasos para poder bonificarme?

Cómo acceder al proceso de bonificación es algo complejo y debes seguir los siguientes pasos

  1. Identificar las necesidades de formación de nuestra empresa. Existen las acciones formativas que están relacionadas con la actividad de la empresa y que buscan cubrir estas necesidades y por otro lado el permiso individual de un trabajador que lo solicita a un empresario para asistir a una formación para conseguir un título formativo durante su jornada laboral.

  2. Formas de organizar la formación de nuestra empresa: La podemos organizar nosotros mismos, contratar a una entidad organizadora externa o si pertenecemos a un grupo empresarial, cualquiera de las empresas puede encargarse de la formación.

  3. Cálculo del crédito para organizar la formación: El crédito depende de la cantidad de dinero que hayamos ingresado a la seguridad social en el año inmediatamente anterior a la formación (Por ejemplo, si queremos organizar la formación en el año 2017 dependerá del dinero cotizado en el año 2016 y en función de la plantilla media de nuestra empresa, optaremos a un porcentaje de esa cuota.

  4. Comunicación a la RLT: La empresa tiene que comunicarle a la RLT, la representación legal de los trabajadores, que va a realizar la comunicación, para poder demostrarlo frente a la fundación en caso de que esta lo exigiera

  5. Comunicación de inicio de la formación: La formación se debe de comunicar siete días antes de que empiece el curso y se comunican datos como fecha, lugar, horarios. No obstante, estos datos no tienen por qué ser fijos, pues es posible cambiarlos hasta cuatro días antes del comienzo del curso

  6. Duración del curso: Los cursos tienen que tener una duración mínima de dos horas y como máximo solo podemos formar ocho horas al día.

  7. Control por parte de la administración pública: Todos los pasos que hemos visto anteriormente sirven para comunicar a la administración pública como serán los cursos de formación bonificada, por lo que durante el desarrollo de estos podemos recibir la inspección y control de personas de la fundación tripartita.

  8. Comunicación de la finalización de la formación: Tras realizar el curso, debemos comunicar los participantes que finalmente han recibido los cursos. Para que un trabajador se considere participante tiene que al menos haber realizado el 75% de las horas de formación del curso. También se debe de comunicar los costes del curso, tanto directos (El precio de la formación), como indirectos ( Por ejemplo, el autobús en caso de que tuviéramos que trasladar a los trabajadores a un sitio especial para realizar el desarrollo del curso

  9. Aplicación de bonificación: Si llegas a este paso, ya has realizado el curso de la manera que dicta la ley, y puedes proceder a aplicarte la bonificación en la aplicación red.

Proceso comprendido. ¿Cuáles son los cursos de formación bonificada más interesantes para las empresas?

Si has llegado hasta aquí, es probable que te estés planteando realizar cursos de formación bonificada en tu empresa. Elegir cuál es la pregunta más difícil para cualquier responsable de una entidad. Por eso en el siguiente blog os traemos cuáles son los cursos de formación bonificada tendencia en el 2018 y como estos pueden mejorar la productividad de tu empresa.

  1. Cursos de formación bonificada de inglés: Pase el tiempo que pase, el inglés siempre será algo que tendremos que mejorar en los trabajadores de nuestra empresa. Según Randstad, el 26% de las ofertas de empleo exigen un segundo idioma, siendo el inglés el idioma prioritario. ¿El problema? Muchas personas se han atascado en el inglés. Tienen un vago recuerdo de lo que aprendieron en el colegio y necesitas que el curso sea dinámico y entretenido, para que entiendan que el inglés no es algo que temer, sino un arma que les ayudará de por vida.

  2. Cursos de formación bonificada de coaching: Imaginemos que tenemos una pequeña PYME de proyectos de ingeniería. Probablemente ya no busquemos ingenieros, sino personas que sepan de ingeniería. Las empresas han dejado de buscar trabajadores para formar sus equipos laborales con los conocidos como teamplayers. Un teamplayer es un trabajador que potencia las cualidades de tu equipo y no al revés. Sabe escuchar, ofrece su ayuda sin que se lo pidan y al mismo tiempo sabe seguir órdenes. Las Startup, un modelo empresarial en auge, se nutre de este tipo de trabajadores. La clave para convertirse en un teamplayer es saber gestionar las emociones personales y entender las relaciones personales entre el equipo. El coaching puede ser una herramienta fundamental para dar un giro de 180 grados a tu equipo de trabajo. Todos tus trabajadores han nacido con emociones, aptitudes y sentimientos…. ¿Por qué no ser tú el que le ayude a gestionarlas?

  3. Cursos de formación bonificada de ofimática y redes sociales: Piensa en tu grupo de amigos. ¿Podrías escribir una lista con más de treinta personas que no tuvieran ninguna red social? Probablemente no. Queramos o no, las redes sociales han llegado para quedarse y aprender a usarlas en el ámbito empresarial te puede ser de gran ayuda. Es fundamental enseñar a los trabajadores a ver las redes sociales como un elemento de trabajo, de tal forma que estos se convierten en los mejores precursores de tu marca.

  4. Risoterapia para fomentar relaciones de equipo: ¿Reírse en el trabajo para mejorar la productividad laboral? No tomes esta tendencia como algo humorístico, pues es mucho más serio de lo que parece. En los últimos años, España se ha colocado en el primer puesto de países que consumen antidepresivos y ansiolíticos por causa del estrés laboral, datos realmente alarmantes y plasmados en diversos informes de la OCU.

Esto no significa que los trabajadores tomen el centro de trabajo como un elemento de risa, sino que aprendan a gestionar los problemas desde otro enfoque. Aunque solo sea por un enfoque económico, un trabajador de baja por ansiedad o por el síndrome de Burnout puede suponer un coste mayor para tu empresa que un curso de risoterapia. Si tu equipo es pequeño, es absolutamente fundamental fomentar las relaciones personales y un ambiente confortable entre ellos.

Como ya hemos dicho antes, la formación la podemos organizar nosotros mismos o contratar a una empresa externa. Eso depende de tu elección, pero si tu empresa es pequeña, es mejor apostar por una empresa de formación externa. Tienen conocimientos especializados de las materias más necesarias para el crecimiento de tu empresa pero sobre todo, suponen un aire fresco para tu empresa.

Es una persona que no conoce de nada a tus trabajadores y que se involucrará con todos por igual. Si quieres apostar por nuevas técnicas y formas de entender la formación, una buena entidad externa para realizar cursos de formación bonificada es Best Teacher , que basamos nuestros cursos en la emoción, y aunque puede resultar algo “místico”, la emoción es el pegamento de la memoria, la única forma de aprender realmente aquello que desarrollaremos en un futuro. Las cosas que más fáciles resultan de aprender son aquellas que nos apasionan, que despiertan en nosotros una emoción difícil de olvidar.


98 vistas