Clases de Ruso: Nociones básicas, características del idioma y trucos


El idioma ruso es en la actualidad el quinto más hablado del mundo y uno de los más hablados en el mundo de los negocios. Es por ello que en los últimos años hayan tenido una gran demanda las clases de ruso.

Debido a su gran dificultad, el idioma ruso es uno de los más complejos para aprender y que requiere un método muy práctico. Si lo que quieres es dominar la lengua de Tolstoi presta mucha atención a este artículo.

1. Características del idioma

La primera gran dificultad que presenta el aprendizaje del ruso es que posee el alfabeto cirílico por lo que consta de 33 letras: 21 consonantes, 11 vocales y 2 letras sin sonido el signo duro “ъ”, y el signo débil “ь”).

Este alfabeto no es tan complicado si lo comparamos con otros como el chino, japonés o árabe. Pero al ser distinto al occidental tendremos que aprender sonidos completamente nuevos que no existen en el idioma español y cuya pronunciación tenemos que memorizar.

Por otro lado, existen vocablos que no pueden escribirse siguiendo las reglas del alfabeto cirílico, es por ellos que los nativos usen el alfabeto occidental cuando lo creen necesario.

1.1Los casos y las declinaciones en ruso

Llegar a controlar la declinación de las palabras en ruso entraña mucha práctica. Conocer todos los casos de los distintos usos gramaticales de este idioma eslavo es algo que suele inquietar a los hispanohablantes.

Las declinaciones tienen que ver con los casos nominativo, genitivo, dativo, instrumental, acusativo y preposicional.

  • Nominativo: es aquel que hace referencia a la palabra sin declinar.

  • Genitivo: es el uso de una preposición más una palabra y denota pertenencia a algo o alguien.

  • Dativo: equivale al complemento indirecto en la lengua española.

  • Acusativo: equivale al complemento directo en la lengua española.

  • Instrumental: el objeto con el que se lleva a cabo una acción.

  • Preposicional: cuando se menciona a una persona, cosa o lugar.

Los diminutivos en el idioma ruso es otro de los aspectos que más quebraderos de cabeza ocasionen en las clases de ruso.

Los más importante es llegar a conocer los sufijos que implican disminución de la palabra que se va a utilizar, al igual que sucede en castellano. Posteriormente hay que recordar que los sufijos también pueden indicar cada género de cada una de las palabras. Curiosamente, para el masculino, hay 6 sufijos; para el femenino, 2; y, para el neutro, 1.

No obstante, esto varía en función del tipo de nombre o adjetivo a utilizar. No sucede lo mismo con los nombres de personas, cuya disminución cambia exclusivamente en función de su género.

1.2 ¿Por qué los verbos son tan difíciles de aprender?

Aunque aparentemente los verbos en ruso puedan parecer tener los mismos tiempos que los españoles, la dificultad reside en que existen dos tipos de aspectos verbales: perfectivo e imperfectivo.

El aspecto perfectivo se utiliza para indicar que una acción ha tenido resultados positivos. El imperfectivo en cambio sirve para todo lo contrario: en acciones en las cuales se duda, no alcanzan un fin determinado, y no se ve un resultado definitivo.

Es muy importante saber que cada verbo posee estos dos aspectos aunque tengan el mismo significado. Sin embargo se emplea muy pocas veces, por lo que no tiene un sentido coloquial.

Respecto a la pronunciación, lo más importante que deben enseñarte en las clases de ruso es la posición del acento dentro de las palabras.

Los verbos no son los únicos responsables de que este idioma sea calificado como “difícil”; ya que no hay regla alguna que determine en qué sílaba recae el acento. Además, el acento puede cambiar de sílaba dentro de la misma palabra cuando ésta cambia a plural o a otra forma verbal.

1.3 Las palabras de origen francés