Cómo hacer cursos para empresas que sean innovadores


Seguro que has leído o escuchado la siguiente frase en algún momento de tu vida: “Sólo hay algo más caro que formar a las personas y que se marchen: no formarlos y que se queden”. Es una de las míticas frases dentro del mundo de los negocios que da la importancia que se merece al talento humano y los empleados. La dijo Henry Ford, el fundador de la compañía de vehículos Ford y a pesar de tener ya mucho tiempo, la frase es totalmente adaptable a la actualidad. Recuerda la necesidad de invertir en capital humano como elemento de diferenciación empresarial.

El mayor activo de una empresa es el grupo de personas que forman parte de ella ya que son los profesionales quienes sacan adelante el trabajo y llevan el peso de la compañía. En los procesos de selección que realizan para contratar nuevos empleados en una empresa se suelen valorar sus conocimientos, competencias y capacidades para desempeñar unas tareas concretas. Pero... ¿qué ocurre cuando esos conocimientos se quedan atrasados?

Expertos en el sector apuntan hacia la importancia de los cursos para empresas para que los propios empleados mejoren y continúen formándose en ciertas temáticas que puedan interesar a la compañía. En este artículo vamos a analizar el sector de la formación para empresas y cómo se pueden conseguir cursos para empresas que sean innovadores.

¿Qué es un curso para empresas innovador?

El primer paso para saber cómo hacer cursos para empresas innovadores es saber qué significa innovar. Un curso innovador es aquel que huye de lo tradicional, sobre todo cuando se trata de aspectos que parecen no funcionar y que podrían mejorarse. El concepto de innovación se relaciona con las nuevas tecnologías, los nuevos formatos y dispositivos y se nutre de las ventajas de estos.

Hay centros dedicados en exclusividad a la formación de empresas y ofrecen cursos específicos a las necesidades de los empleados. Así, las empresas pueden solicitar un curso con contenidos adaptados a sus empleados y una programación con todo lo que quieren aprender. Si se trata de un curso innovador es necesario que se adapte totalmente a la necesidad del trabajador.

¿Existen los cursos para empresas gratuitos?

Otra de las características interesantes sobre los cursos para empresas es que suelen estar subvencionados -o deberían estarlo- por parte del Estado y esta bonificación se descuenta de las cuotas de la Seguridad Social. La cantidad de dinero que recibe la compañía para ser destinado a la formación depende del tamaño de la plantilla de la empresa. Es necesario conocer todos los aspectos sobre la educación bonificada y cómo poder beneficiarse de ella en la empresa. Por ejemplo, los cursos de idiomas bonificados son muy interesantes de cara a los empleados.

Modalidades de los cursos para empresas

Los cursos para empresas suelen adaptarse a las necesidades de la compañía y a las del propio trabajador. Los cursos para empresas son formación gratuita que la compañía gestiona con más o menos flexibilidad para su plantilla de empleados. Se pueden encontrar en diferentes modalidades:

  • Cursos para empresas presenciales: La modalidad convencional de cualquier otro curso de formación. Las diferentes escuelas y centros educativos ofrecen a las empresas su oferta de cursos para que puedan acceder a ellos en su sede. Así, los empleados acuden como cualquier otro estudiante al centro formativo, pero el curso está pagado por la propia empresa.

  • Cursos para empresas online: Las escuelas de formación suelen entender la necesidad de las empresas y las condiciones de los empleados, sobre todo de cara a los horarios. Muchas empresas prefieren que sean sus empleados los que elijan cuando quieren realizar el curso. Algunas de ellas buscan facilitar la vida de sus trabajadores y permiten su formación dentro de la jornada laboral a través de estos cursos online.

  • Cursos para empresas en sus oficinas: Hay compañías que ofrecen cursos en las propias sedes de las empresas interesadas. Muchas de ellas quieren que en la propia oficina se impartan los cursos de formación que puedan interesar a sus trabajadores. Es una manera de evitar que sus empleados aprovechen al máximo las horas del día. Por ejemplo, suelen dar la formación a primera hora de la mañana, antes de que comience la jornada laboral; al mediodía, para aprovechar las horas de la comida o ya por la tarde, una vez que acaba la jornada de trabajo y con lo que se evita que los empleados tengan que movilizarse a otro lugar. A su vez, muchas de estas empresas pueden reducir las horas de trabajo convirtiéndolas en formación.

Claves para crear cursos para empresas innovadores

Los puntos que hemos tratado anteriormente y que afectan a la necesidad de las empresas se pueden aplicar de la misma manera a los propios cursos para empresas. Es decir, aquellos centros formativos y educativos deben de basarse en estas máximas y ellos mismos reciclarse con las nuevas metodologías de educación.

Así, para hacer cursos innovadores enfocados a los empleados de empresas y compañías se deben reunir a una serie de factores.

  • Analizar las necesidades. Uno de los aspectos principales para llevar a cabo un curso innovador es analizar cuáles son las necesidades de los empleados y adaptarlo específicamente para ellos. Los cursos generales sobre un tema pueden interesar a las empresas, pero si se busca innovar y ofrecer contenidos interesantes, es muy recomendable que el centro formativo realice un curso al detalle y específico para una empresa.

  • Planificar el curso para empresas. Es importante detallar cuáles son los objetivos, la metodología, la extensión y los materiales que se van a requerir en el curso innovador.

  • Plataformas e-learning. Hay una serie de plataformas que cuentan con una serie de características que facilitan la accesibilidad de los usuarios. Se trata de las plataformas e-learning con las que se puede realizar el curso de manera virtual y online. Es un espacio que facilita la educación a distancia creando aulas virtuales: las clases se pueden ver en vídeos en streaming o en cualquier momento del día, hay foros o chats en los que hablar con el resto de estudiantes y los profesores y es muy sencillo intercambiar archivos a través de la plataforma y usando así una amplia gama de herramientas.

  • Nuevos métodos de aprendizaje. Los cursos basados en escuchar una charla por parte del profesor están fuera de todo aquello considerado innovador. En los últimos años se ha visto cómo se popularizaban diferentes métodos educativos fuera de lo común. El métofo Waldorf basado en la imitación, imaginación y búsqueda de lo real; el método Montessori creando un entorno de estimulación para el desarrollo del aprendizaje propio por parte del estudiante; el método Kumon que se basa en motivar la concentración, la confianza y los hábitos de estudio enfocados a la persona o Flipped Classroom, en las que se invierte la forma habitual de dar las lecciones.

Tipos de cursos para empleados